La Fiscalía Anticorrupción ha presentado un recurso de apelación contra la decisión del juez del caso Tándem, Manuel García-Castellón, de archivar la pieza 19, en la que se investigaba si la publicación en moncloa.com y elconfidencial.com de grabaciones subrepticias realizadas por el comisario José Manuel Villarejo pudo ser utilizada para extorsionar a empresarios y sociedades mencionados en esas conversaciones.

Noticias relacionadas

La pieza 19 se abrió a instancias de la Fiscalía, que sostiene que los citados medios  son "instrumentos al servicio de la organización criminal dirigida por Villarejo". El policía, hoy encarcelado, habría orquestado la publicación de las grabaciones con el objetivo de "lograr una intoxicación informativa y la contaminación del procedimiento" que se sigue contra él.

La tesis de los fiscales es que la publicación del material sensible recopilado durante años por Villarejo sobre grandes empresas como Ibedrola, bancos como el BBVA y cargos públicos o empresarios como Florentino Pérez tendría por finalidad "obtener réditos procesales, bien en el seno de su estrategia de defensa procesal, bien directamente mediante el chantaje o la extorsión de aquellas personas que pudieran
favorecer la situación del investigado [Villarejo] en el seno del procedimiento" penal.

Sin embargo, el juez instructor dio carpetazo a la pieza 19 en una resolución dictada el pasado 28 de enero y exoneró a los directivos de los portales investigados destacando que la publicación de esas cintas quedaría amparada por el derecho a la libertad de información.

García-Castellón argumentó que "las diligencias de investigación practicadas no han permitido arrojar un vínculo entre los medios de comunicación de los investigados Alejandro Suárez (moncloa.com) e Ignacio García Cardero (elconfidencial.com) y Villarejo, puesto que además en este momento no es posible determinar el origen de las grabaciones que fueron publicadas".

Para Anticorrupción, sin embargo, esas conclusiones son precipitadas porque García-Castellón no ha agotado la investigación y, de hecho, ha rechazado -indebidamente y sin dar argumento alguno, sostiene- nuevas diligencias solicitadas por la Fiscalía. "No se constata del estudio de las actuaciones que reste por practicar diligencia instructora alguna", se limitó a indicar el instructor respecto a la petición de los fiscales de llevar a cabo nuevas pesquisas.

Anticorrupción ha obviado la posibilidad de recurrir en reforma ante el propio García-Castellón el cierre de la pieza 19 y, sobrevolando al juez, ha acudido directamente en apelación ante la Sala Penal de la Audiencia Nacional.

Hasta ahora le ha ido bien: la Fiscalía ha ganado todos los recursos interpuestos contra los archivos de piezas como Land, Iron o la que afecta al comisario Salamanca, decretados por Diego de Egea.

Los fiscales tuvieron constantes desencuentros con el antecesor de García-Castellón. En todos los casos, la Sala reabrió las piezas y ordenó proseguir la investigación.