El Consejo General del Poder Judicial ha acordado este jueves informar favorablemente la propuesta del Gobierno para nombrar fiscal general a Dolores Delgado, hasta el pasado lunes ministra de Justicia.

Noticias relacionadas

Por 12 votos frente a 7, el órgano de gobierno de los jueces ha respaldado la propuesta del presidente, Carlos Lesmes, según la cual "cabe concluir que se cumplen en la candidata los requisitos exigidos por la legislación invocada".

El CGPJ se ha limitado, así, a constatar el cumplimiento de los requisitos formales que la ley establece para acceder al cargo de fiscal general: ser jurista español de reconocida competencia con más de 15 años de ejercicio profesional efectivo.

El plácet del CGPJ no ha entrado esta vez en la afirmación de la idoneidad de Delgado para estar al frente de la Fiscalía, a la vista de la división existente entre los vocales. En anteriores informes, el Consejo no se circunscribía a verificar el cumplimiento de los requisitos formales sino que añadía la consideración de que "los méritos reflejados en su curriculum [del candidato] determinan la afirmación de su idoneidad para la obtención del nombramiento para el que ha sido propuesto". Ésta fue la fórmula que se utilizó, por ejemplo, en los informes sobre José Manuel Maza y Julián Sánchez Melgar, aprobados por este mismo Consejo.

Esta vez se ha eludido la valoración de la idoneidad de Delgado, fuertemente contestada en las carreras fiscal y judicial. Pesó el deseo de no suscitar un conflicto institucional con el Gobierno, pese a los reparos de numerosos vocales sobre el politizado perfil de Delgado y la incidencia que los cargos que ha desempeñado en el Ejecutivo y en el grupo socialista del Congreso tendrán en posibles causas de abstención de cara a la intervención en asuntos concretos, como los que implican a políticos.

Varios vocales han anunciado votos para defender que Delgado cumple los requisitos de legalidad, pero no los de idoneidad.