Apenas dos horas después de conocerse la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea sobre el alcance de la inmunidad de Oriol Junqueras como eurodiputado, los cuatro fiscales de Sala encargados de la causa sobre el 'procés' han remitido al Tribunal Supremo un escrito en el que instan la "ejecución inmediata" de la pena de inhabilitación impuesta al líder de ERC el pasado 14 de octubre.

Noticias relacionadas

Los fiscales -que en su día se mostraron en contra de plantear al TJUE la cuestión prejudicial- afirman que Junqueras "no está actualmente sujeto a medida cautelar alguna sino ejecutoriamente condenado", por lo que no procede ningún tipo de excarcelación, sino "comunicar, a la mayor brevedad posible, al Parlamento europeo su situación procesal y remitir la sentencia dictada contra él, a fin de que surta los efectos oportunos en relación con la pérdida de su condición de europarlamentario".

El escrito señala que la sentencia del TJUE ha establecido que la persona que resulta elegida al Parlamento Europeo adquiere la condición de miembro de dicha institución cuando se proclaman los resultados electorales. Desde ese momento goza de las inmunidades reconocidas a los eurodiputados, incluida la inmunidad de desplazamiento al lugar de reunión del Parlamento Europeo y desde la primera sesión constitutiva.

El TJUE también ha indicado que la inmunidad de desplazamiento implica el levantamiento de cualquier medida de prisión provisional que hubiera sido impuesta  antes de ser proclamado electo, con el fin de permitir su desplazamiento al Parlamento Europeo y participar en la sesión constitutiva. En consecuencia, según el tribunal europeo, si los jueces nacionales competentes consideraran necesario mantener la medida cautelar de prisión provisional habría de solicitar a la mayor brevedad al Parlamento Europeo la suspensión de dicha inmunidad.

Los fiscales recuerda que, en la actualidad, Junqueras está condenado en sentencia firme a a 13 años de prisión y 13 años de inhabilitación absoluta, con la expresa “privación definitiva de todos los honores, empleos y cargos públicos que tuviera el penado aunque fueren electivos e incapacidad para obtener los mismos o cualesquiera otros honores, empleos o cargos públicos y la de ser elegido para cargo público durante el tiempo de la condena”.

Añaden que la pena de prisión se encuentra en fase de cumplimiento y que la ejecución de la pena de inhabilitación fue suspendida por la Sala Penal a la espera de la decisión de la referida cuestión prejudicial.

A este respecto, subrayan que Junqueras fue proclamado eurodiputado electo el 13 de junio pasado, "estando ya juzgada y vista la causa para sentencia desde el anterior día 12 de junio". Por ello, "la inmunidad de desplazamiento no hubiera impedido, en ningún caso, la continuación del procedimiento hasta el dictado y ejecución de la sentencia" de acuerdo con el ordenamiento español.

Junqueras, destacan los fiscales, no está actualmente sujeto a ninguna medida cautelar de prisión provisional sino condenado en firme, por lo que ha perdido su condición de parlamentario europeo y lo procedente es que empiece a liquidar la pena de inhabilitación.