Dentro de tres meses, el expresidente de Asamblea Nacional Catalana, Jordi Sànchez, y el presidente de Ómnium Cultural, Jordi Cuixart, podrán salir de la prisión de Lledoners con sus primeros permisos penitenciarios.

Noticias relacionadas

Ésa es la perspectiva que se abre tras la sentencia dictada por la Sala Penal del Supremo, que les impone nueve años de prisión a cada uno de ellos.

Sànchez y Cuixart son los condenados que antes verán la libertad, no sólo porque su pena por sedición es la más baja (ellos no eran autoridades cuando ocurrieron los hechos que desembocaron en la declaración unilateral de independencia) sino porque, además, son los que más tiempo llevan en la cárcel.

Ambos fueron encarcelados por la entonces jueza de la Audiencia Nacional Carmen Lamela el 16 de octubre de 2017. Cuando la causa pasó al Supremo, el magistrado Pablo Llarena confirmó la medida cautelar.

Cuixart y Sànchez llevan, por tanto, 728 días privados de libertad. Les faltan tres meses, exactamente 93 días, para cumplir la cuarta parte de la condena, lo que les abre la puerta a los permisos de salida.

La normativa penitenciaria establece que se podrán conceder permisos de hasta siete días de duración -hasta un total de treinta y seis o cuarenta y ocho días por año a los condenados clasificados en segundo o tercer grado, respectivamente- siempre que hayan extinguido la cuarta parte de la condena y no observen mala conducta.

Forn, en junio

El siguiente condenado que puede verse en esa situación es Joaquim Forn, exconsejero de Interior y hasta ahora concejal del Ayuntamiento de Barcelona, cargo que tendrá que dejar tras la pena de inhabilitación impuesta.

La condena de Forn es de 10 años y medio de prisión y lleva ininterrumpidamente en la cárcel desde el 3 de noviembre de 2017, al igual que Oriol Junqueras.

Forn habrá cumplido la cuarta parte de la pena en junio del próximo año. Junqueras, condenado a 13 años, tendrá que esperar más: hasta enero de 2021.

Aun así, Junqueras podrá acceder a permisos de salida antes que Carme Forcadell. La expresidenta del Parlament está condenada a 11 años y medio de cárcel, pero lleva privada de libertad menos tiempo que el exvicepresidente catalán. Forcadell cumplirá la cuarta parte de la pena en febrero de 2021.