Un centenar de personas han irrumpido este viernes en la sede del Colegio de la Abogacía de Barcelona para protestar por la suspensión de un debate de la asociación pro-castellano "Hablamos español", que la entidad colegial ha cancelado para mantener su "neutralidad" en período electoral. 

Noticias relacionadas

Una portavoz de la asociación convocante, que defiende la "libertad de elección lingüística en toda España" y ha destacado por sus críticas a la inmersión lingüística en las escuelas catalanas, ha explicado que el acto se ha cancelado a última hora, cuando ya estaba todo preparado para la conferencia, en la que estaba invitada la diputada del PP Cayetana Álvarez de Toledo.

Por su parte, el Colegio de la Abogacía de Barcelona ha aclarado a Efe que el acto, que se iba a iniciar a las 18:30 horas de esta tarde, se ha anulado porque tiene "contenido electoral" y la entidad quiere preservar su neutralidad, una vez han sido convocadas las elecciones generales.

Según mantiene la entidad colegial un comunicado, la Junta de Gobierno del Colegio de la Abogacía de Barcelona aprobó un acuerdo para que no se alquilaran salas de la institución con el fin de "mantener la neutralidad institucional de los colegios profesionales, como estipula la jurisprudencia del Tribunal Supremo".

Ante la suspensión del debate, un centenar de personas se han concentrado a las puertas del Colegio de la Abogacía y se han agolpado en el vestíbulo del edificio coreando consignas a favor del "derecho de reunión".

En la mesa redonda suspendida, titulada "Las nuevas amenazas contra la libertad de elección de lengua", iban a participar miembros de Sociedad Civil Catalana, Convivencia Cívica Catalana y Asociación por la Tolerancia, entre otros.