Pablo Iglesias, líder de Podemos, ha solicitado a la Audiencia Nacional la imputación del director del digitital OkDiario, Eduardo Inda, y del redactor que firmó informaciones basándose en el contenido del móvil de la asesora del partido morado en el Parlamento Europeo, Dina Bousselham, después de que éste le fuera robado presuntamente, según se investiga en una pieza separada del caso Villarejo.

La defensa de Iglesias, personado como perjudicado en dicha investigación, ha presentado una batería de peticiones ante el titular del Juzgado Central número 6 de la Audiencia Nacional, Manuel García-Castellón, como ha adelantado Europa Press. Entre dichas peticiones está la imputación de Inda y el redactor de su diario y que se rastreen las llamadas entre ellos, así como se investigue la relación de Inda con el comisario Villarejo, al que se encontró el volcado del móvil de Bousselham en el registro de su vivienda, motivo por el que está investigado. 

La defensa de Iglesias considera que con la apertura de la pieza 10 "se ha puesto en evidencia la presumible colaboración activa para difamar a D. Pablo Iglesias Turrión entre un grupo de altos mandos del Cuerpo Nacional de Policía entre los que figura el Sr. Villarejo Pérez y el medio de comunicación OKDiario".

Tras solicitar al juez entrada y registro en la redacción de ese medio, petición de la que finalmente sólo se acordó un requerimiento de material y un apercibimiento para que no volviese a difundir información procedente del móvil de Bousselham, la defensa de Iglesias pide ahora imputaciones, pues además de la de Inda y el redactor que firmaba las noticias, quiere que declaren como investigados también Eugenio Pino, número 2 de la Policía Nacional cuando se elaboraron los informes sobre la financiación de Podemos; el inspector jefe José Ángel Fuentes Gago, que según unos audios difundidos por Moncloa.com se entrevistó con un político venezolano en Nueva York para obtener información sobre la financiación del partido, así como la de Bonifacio Díaz Sevillano, investigado también en la pieza 'Kitchen'.

Campaña del Gobierno de Rajoy contra Podemos

Aunque la Audiencia Nacional se centra en investigar el robo del móvil de Dina Bousselham y saber por qué tenía Villarejo un volcado de éste, el caso trasciende a esos hechos, pues varios miembros de la Policía Nacional habrían ofrecido el contenido de dicho teléfono a los medios de comunicación para hacer una campaña difamatoria contra Podemos.

Este mismo lunes acudió a declarar a la Audiencia Nacional Alberto Pozas, exdirector de la revista Interviú hasta donde llegó el contenido del teléfono de la asesora de Podemos. Pozas dimitió el viernes como número dos de Comunicación de Moncloa "para no perjudicar al PSOE ni a Sánchez" precisamente el día que fue citado a declarar. 

Llegó a declarar como testigo ante el Juzgado Central 6 y salió como investigado de la declaración, después de confesar que entregó un pendrive con el contenido del móvil de Bousselham a Villarejo. 

Durante esas fechas, el volcado del móvil de la asesora de Podemos que acabó publicado en Okdiario.com no fue el único contenido contra Podemos que "policías de confianza" del Gobierno de Rajoy, dependientes de la Dirección Adjunta Operativa de la Policía ante la que se encontraba Eugenio Pino, ofrecieron a los medios. 

Algunos periodistas recibieron el informe PISA (Pablo Iglesias Sociedad Anónima) sin membretes ni sellos oficiales en los que se aportaban indicios de una presunta financiación irregular de Podemos.

El diario Moncloa.com también ha publicado los audios de las reuniones de los miembros de dicha brigada policial en Nueva York con un exministro venezolano para obtener información sobre una presunta financiación de Venezuela a CEPS, el germen de Podemos, que el citado exministro ni siquiera pudo confirmar.