La Policía ofreció al exnúmero tres del Gobierno de Chávez, Rafael Isea, ex ministro de Finanzas, identidades nuevas y "una nueva vida" para las personas que él indicara, a cambio de una declaración sobre los pagos del Gobierno venezolano a Podemos.

Según publica Moncloa.com, que ha tenido acceso a un audio de la conversación, el inspector José Ángel Fuentes Gago señaló a Isea que tenía "un mandato" que venía directamente de Jorge Fernández Díaz, el ministro de Interior entonces y del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. 

“Yo he hablado con el ministro del Interior español y el ministro del Interior español habló con el presidente (del Gobierno) español. Yo solo tengo un mandato aquí, o sea, acompañar a estas personas y decirle a usted que me diga los nombres de las personas que quiere que documentemos en España y que le demos una nueva identidad o una nueva vida, la que tienen ustedes y les protejamos. Eso es mi compromiso. Yo vengo aquí con ese mandato. Usted me lo dice y lo hacemos”, dice José Ángel Fuentes Gago en el audio. 

El exministro de Chávez debería declarar sobre un pago de siete millones de euros a la fundación CEPS, que estuvo en el origen de Podemos, a cambio de lo que llamaron entonces "informes huecos". Sin embargo, Isea temía por las represalias que podría sufrir su familia, aún en Venezuela y, por eso, la necesidad de protección y garantías por parte de la policía. 

Ante el temor del exministro y sus dudas en declarar, Fuentes Gago le asegura que las garantías que le está ofreciendo vienen directamente del entonces ministro del Interior y del presidente del Gobierno y plantea, incluso, la llegada de la familia de Isea a España, vía Argentina. 

“Así de claro se lo digo, de verdad, otra cosa no le puedo decir. Eso se lo digo, el cómo esas personas tienen que salir o no, no me compete a mi, pero yo le digo a usted que la Policía española es muy buena. Nosotros tenemos en Venezuela a gente buena. Tenemos un comisario ahora allí que ha estado muchos años en la lucha contra el terrorismo de ETA y se las sabe todas, y pueden salir con él, pueden ir a Argentina, donde sea, y desde allí les hacemos volar a España, eso al máximo nivel está garantizado, se lo digo a usted, ¿eh?”, dice. 

En el momento de las conversaciones, abril de 2016, el Gobierno de Rajoy estaba en funciones y España vivía una situación de bloqueo político. En pocos meses se celebrarían nuevas elecciones y los sondeos daban cuenta de un posible sorpasso de Podemos al PSOE.