El portavoz nacional del PP, José Luis Martínez-Almeida, ha resumido la posición de su formación ante la declaración del líder de Vox, Santiago Abascal, como persona non grata en Ceuta diciendo que los populares no comparten "esas estrategias de la izquierda de señalamiento y hostigamiento" pero tampoco "declaraciones incendiarias" como las de Vox.

Noticias relacionadas

Desde el Retiro, que ha visitado tras ser declarado este domingo Patrimonio Mundial junto con el Paseo del Prado, Almeida ha remarcado que en el PP no están "a favor de que se declare persona non grata a nadie, ni de participar en esas estrategias de la izquierda de señalamiento de las personas".

Eso ha llevado al también alcalde de Madrid a recordar que "desgraciadamente en el PP se ha tenido que sufrir" algo similar con "la indignidad de que en Pontevedra, localidad natal de Mariano Rajoy, el PSOE apoyara una declaración como persona non grata cuando era presidente".

"No participamos en esa estrategia de señalamiento y hostigamiento. El PP en Ceuta se abstuvo y lo ha explicado el presidente, Juan Vivas. La abstención es porque no vamos a participar en esa declaración", ha indicado Martínez-Almeida, para apostillar parafraseando a su compañero que "desde luego las declaraciones que ha hecho Vox tampoco invitan al sosiego que se necesita en un momento tan convulso como el de Ceuta".

Almeida ha resumido la posición de su partido diciendo que "el PP no participa ni comparte las declaraciones de persona non grata, en este caso de Santiago Abascal, pero el PP también dice que en la situación que vive Ceuta lo que se necesita son más personas como Juan Vivas y menos declaraciones incendiarias".

"Si en Ceuta hubiera más Juan Vivas estoy seguro de que la situación sería mucho mejor que la que se produce por determinadas declaraciones pero digo también que el hecho de que no se compartan determinadas declaraciones no quiere decir que se esté avalando el hostigamiento o el señalamiento", ha puntualizado.

Para no estar condicinados por ninguna otra formación, el portavoz del PP ha señalado que la receta es "conseguir el mejor resultado posible para el PP y no teniendo que depender en gran medida ni de uno ni de otro partido, que es lo que ha hecho Isabel Díaz Ayuso en la Comunidad de Madrid, con ese extraordinario resultado que suma más escaños que toda la izquierda"

Martínez-Almeida ha puesto sobre la mesa la capacidad de llegar a acuerdos con Vox, de ahí el pacto de investidura en el Ayuntamiento, "que funciona" y con cuyos ediles que mantienen "buena relación", pero también ha puesto en valor el "llegar a acuerdos con bastantes más partidos", donde ha enmarcado el pacto de gobierno con Ciudadanos.

Ahora mismo están centrados en "conseguir la mayoría más amplia posible que permita gobernar sin condicionantes y luego no sólo hablar con Vox sino con muchos partidos que entiendan la gravedad de la situación y con los que generar condiciones para un gobierno estable".