El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha asegurado en el Senado que la respuesta a la situación migratoria "excepcional" registrada en Ceuta fue "contundente y eficaz" y con la firmeza y lealtad necesaria que permitió en menos de 48 horas la devolución de 6.000 personas.

Noticias relacionadas

El responsable del Interior ha respondido en el Pleno del Senado al senador del PP Juan José Imbroda, quien ha pedido al ministro su valoración sobre la crisis en Ceuta y Melilla y ha acusado al Ejecutivo de actuar con debilidad.

"La respuesta del Gobierno de España ante una situación extraordinaria fue rápida" y leal, ha insistido Marlaska, quien ha detallado la ampliación del dispositivo en 400 efectivos de las Fuerzas de Seguridad, las labores de coordinación desde vicepresidencia con los distintos ministerios, los contactos con Marruecos y el trabajo con los presidentes de las ciudades autónomas.

El ministro ha asegurado que está trabajando para que una situación excepcional con esta no vuelva a producirse y ha aconsejado al PP que cuide su política exterior y no haga manifestaciones sobre "un vecino y socio" como Marruecos.

"Intolerable"

El senador Imbroda ha recordado que Ceuta y Melilla son españolas desde hace 600 años, antes de que Marruecos fuera una nación.

"Es intolerable que Marruecos haya cometido esa felonía de invadir Ceuta, no fue armada pero fue invasión, una falta de respeto", ha asegurado el senador popular, quien ha alertado al Gobierno de que "desde abajo se percibe la falta de firmeza y la debilidad" del Ejecutivo.

"Hay que bajar a tomar el té y reconocer la idiosincrasia de ellos", ha añadido Imbroda, quien ha reprochado al Gobierno la atención sanitaria al líder del Frente Polisario.