El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, sigue minimizando la crisis en Ceuta. Si este jueves por la noche aseguró que lo ocurrido en la ciudad autónoma era "algo excepcional" y de "corta duración", este viernes ha afirmado que España ha gestionado esta cuestión "en tiempo récord" y que no teme en absoluto una nueva vulneración de las fronteras. También considera que lo acontecido no se puede definir "como crisis migratoria". 

Noticias relacionadas

De forma paralela, el PP evalúa en estos momentos pedir la comparecencia en el Congreso del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para que dé explicaciones ante "una crisis diplomática sin demasiados precedentes", motivada, apuntan, por la "chapucera" entrada a España del líder del Frente Polisario, Brahim Ghali.

Marlaska ha calificado de "desencuentro" la crisis entre España y Marruecos que ha derivado en la entrada de más de 8.000 inmigrantes en Ceuta, 1.500 de ellos menores no acompañados. "Somos vecinos, tenemos unas relaciones fraternales. Compartimos cultura e intereses económicos", ha afirmado en una entrevista en COPE. 

"En tiempo récord"

El titular de Interior ha puesto en valor el trabajo de las Fuerzas de Seguridad del Estado y del Ejército desplegadas en la Ceuta, que ha logrado, ha dicho, "que se recomponga la situación en un tiempo récord". "Con un trabajo serio esto será muy breve", ha añadido. 

En esta línea, Marlaska ha apuntado que lo ocurrido esta semana en Ceuta no puede definirse "como crisis migratoria" porque, según ha argumentado, para hacer frente a estas se necesitan políticas como "la colaboración y la cooperación con los países de origen, de tránsito, la lucha contra las organizaciones criminales de tráfico de seres humanos que ponen en riesgo a las personas".

Preguntado sobre la polémica en torno a jóvenes que podrían haber cruzado a Ceuta por falsas promesas, como que Cristiano Ronaldo jugaba en Ceuta, Marlaska ha evitado valorar esta cuestión. "No me gusta hacer especulaciones", ha afirmado. Al menos 1.500 menores han llegado solos en esta semana. 

Comparecencia en el Congreso

Este viernes el portavoz nacional del PP y alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha criticado que el Gobierno de la Nación "no ha proporcionado información" sobre la cuestión en Ceuta y considera que Sánchez "se debería dirigir a los españoles y dar su versión de lo que ha pasado".

En RNE ha adelantado, además, que el PP está estudiando pedir la comparecencia en el Congreso de Pedro Sánchez para que dé explicaciones, ya que "es una crisis diplomática sin demasiados precedentes".

Para Almeida ha sido una operación "chapucera" la entrada a España del líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, que "en el hospital de Logroño tuvo otra identidad", por lo que el Ejecutivo "tendrá que explicar cómo es una operación tan chapucera como esta".

Ha destacado, además, que "hubo discrepancias en el Gobierno sobre la acogida del líder del Frente Polisario" y se "impuso" el criterio de la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, frente al ministro del interior, Fernando Grande-Marlaska.

"Fue un error. O lo haces con luz y taquígrafo o no lo introduces con una identidad falsa. Tal y como se ha hecho ha sido una chapuza", ha reiterado para apuntar a renglón seguido que "esto no justifica ni ampara la respuesta de Marruecos".