El presidente de Vox, Santiago Abascal, ha pedido este miércoles al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que deje votar a los españoles a la luz del escrutinio de las elecciones en la Comunidad de Madrid este 4-M: "El Parlamento no representa la voluntad de la nación", ha afirmado Abascal en rueda de prensa en la sede del partido.

Noticias relacionadas

El dirigente ha valorado los resultados de su candidata, Rocío Monasterio, resaltando que si bien no ha logrado la victoria sí ha contribuido a la "derrota sin paliativos del frente popular". Vox obtuvo este martes 13 escaños, uno más que en los comicios de 2019. Esos 13 diputados apoyarán la investidura de Isabel Díaz Ayuso, ha recalcado Abascal.

El 4-M, según Abascal, "pone al Gobierno de la mentira, de la ruina y de la muerte contra las cuerdas y acredita de una manera cada vez más clara que el Parlamento hace mucho tiempo que no representa la voluntad de la nación". Por ello, ha "exigido" que "se devuelva a los españoles la palabra y el voto".

De vuelta a Madrid, ha denunciado la "campaña de demonización y censura" que asegura ha habido durante la campaña contra Vox, en relación por ejemplo con el polémico cartel colocado en la Puerta del Sol señalando a los menores no acompañados. Celebra Abascal que ningún "juez corrupto" ha permitido que esa "información" -se ha negado a llamarlo "propaganda"- desaparezca.

Iglesias, Tezanos

También ha puesto el foco en Vallecas, barrio en el que más ha crecido Vox, y en Pablo Iglesias, cuya "fuga", ha asegurado, "no le exime de sus responsabilidades penales por enviar matones a impedir el ejercicio de derechos fundamentales y constitucionales". También señala al Gobierno por la "violencia e intimidación contra dirigentes, militantes y simpatizantes".

Repasando la campaña, Abascal se ha referido también a los "montajes balísticos", como se ha referido al envío de cartas con munición a ministros como Fernando Grande-Marlaska o Reyes Maroto, o al propio Iglesias. "Parece que ya no interesean ni importan a nadie y durante unos días sólo se habló de esto", se ha quejado.

Por último, ha anunciado que llevará a los tribunales al presidente del CIS, José Félix Tezanos, "por haber fracasado estrepitosamente" con sus barómetros sobre el 4-M, que pronosticaban un empate el primero y una victoria de la izquierda el segundo. "Ha falseado datos, es un gigantesco acto de corrupción", ha defendido Abascal.