Desde su detención el pasado 15 de abril hasta que ha trascendido la noticia, varios cargos en el seno del Ministerio del Interior conocían que dos de los detenidos por los disturbios durante el acto de Vox en Vallecas pertenecían al área de seguridad de Unidas Podemos.

Noticias relacionadas

Fuentes policiales explican a EL ESPAÑOL que tras identificar y detener a los presuntos autores de las agresiones ocurridas el 7 de abril en la llamada Plaza Roja, se elevó la información a instancias superiores a través de dos conductos habituales: por un lado al jefe Superior, por otro a la Brigada Provincial de Información (BPI). A su vez, esa información se elevó a la Secretaría de Estado.

En el Ministerio del Interior niegan que Grande-Marlaska tuviera conocimiento de los hechos y rechazan que hubiera intención de ocultarlos. Sin embargo, diversas fuentes policiales apuntan a la endeblez de ese argumento.

En ese sentido, se recuerda el episodio del cese fulminante del coronel Pérez de los Cobos, al cual se le exigió que proporcionara una información -las investigaciones encargadas por la juez sobre la manifestación del 8-M y su incidencia en los albores de la pandemia- que ni podía ni debía conocer.

"Esto es peor que lo que ocurrió con Pérez de los Cobos. Si no se informó de aquello y se le cesó, y aquí dicen que no lo sabían y que no tenían conocimiento, pues debería rodar alguna cabeza", apuntan las fuentes consultadas.

Hay al menos cinco escalones por debajo del secretario de Estado de Seguridad por los cuales fluye la información hasta llegar a los investigadores que indagaron los hechos y detuvieron a los alborotadores. Los agentes responden a su jefe de grupo y este del jefe superior, quien a su vez reporta al Director Adjunto Operativo (DAO), un cargo político dependiente directamente del estrecho círculo de Marlaska.

Durante 15 días, mientras se ofrecieron todo lujo de detalles sobre las amenazas a distintos líderes políticos, no se consideró oportuno revelar que entre los detenidos por lo ocurrido en el acto de Vox en Vallecas había dos personas vinculadas al hasta ahora vicepresidente segundo, el líder de un partido político que se sienta en el Consejo de Ministros.

Así se informó al juez

Tras las agresiones, los detenidos pasaron a disposición judicial. El juez es informado en las diligencias iniciales de los detenidos que tiene ante sí. Más tarde, cuando se le hacen llegar las segundas diligencias, que son de carácter ampliatorio, se le informa de todos los datos que figuran en la investigación: quiénes son los detenidos, sus antecedentes, sus perfiles.

Todos los detenidos por los disturbios de Vallecas pasaron a disposición judicial. En ese momento, ya se sabe que Alberto R.R. y Daniel. J.J., están vinculados a Unidas Podemos, y al menos, uno, a sueldo del partido.

La Policía detuvo a los radicales ocho días después de los altercados. Desde Interior se informó de esas detenciones, incluso con vídeos, pero no se dio a conocer una información clave por la que, ahora, PP, Ciudadanos y Vox piden explicaciones al Gobierno de Pedro Sánchez.

Las tres formaciones han acusado al Ejecutivo de ocultar deliberadamente esta información y a Pablo Iglesias en concreto de enviar "matones a sueldo" contra las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad. Pablo Casado, en el cierre de campaña de anoche, exigía al jefe del Ejecutivo el cese inmediato del ministro del Interior.

Contenido exclusivo para suscriptores
1€ primer mes
Accede a todo el contenido de EL ESPAÑOL por 1€ el primer mes, y después 6,99€ Sin permanencia

O gestiona tu suscripción con Google

¿Qué incluye tu suscripción?

  • +Acceso limitado a todo el contenido
  • +Navega sin publicidad intrusiva
  • +La Primera del Domingo
  • +Newsletters informativas
  • +Revistas Spain media
  • +Zona Ñ
  • +La Edición
  • +Eventos
Más información