Pablo Iglesias ha presentado este martes su programa electoral para los comicios madrileños del próximo 4 de mayo. Acompañado de sus fieles escuderos y desde la sede del partido, el candidato de Unidas Podemos ha explicado cuáles quiere que sean sus líneas de actuación en caso de gobernar la Comunidad de Madrid.

¿En resumen? Una subida de impuestos generalizada, una reforma fiscal para que paguen más las rentas "más altas", un proceso de "desprivatización en las residencias de ancianos" y una banca pública. Todo ello en pos de "reconstruir lo público" tras 25 años de "desmantelamiento" por parte del Partido Popular.

Y es que, según el candidato a presidir la Comunidad de Madrid, la región está ahora mismo "fuera de la Constitución" en materia fiscal. Por ello ha prometido "sacar a Madrid de la desobediencia constitucional y llevarla al constitucionalismo" en el improbable caso -a tenor de las encuestas- de que se establezca un gobierno de izquierdas.

Para justificar esta afirmación, Iglesias se ha remitido al artículo 31 de la Constitución Española, que prescribe que "todos contribuirán al sostenimiento de los gastos públicos de acuerdo con su capacidad económica mediante un sistema tributario justo inspirado en los principios de igualdad y progresividad"... Ahí se ha detenido deliberadamente, pues el artículo añade que "en ningún caso, tendrá alcance confiscatorio". Y esa parte no la ha leído.

'Programa para la mayoría'

La formación de extrema izquierda populista ha presentado su Programa para la mayoría en la sede del partido (Calle Francisco Villaespesa). Y lo ha hecho articulando un discurso duro, como acostumbran, contra Isabel Díaz Ayuso y el Partido Popular.

Durante el acto, además, se ha representado Madrid como un oasis fiscal y como una ciudad segregada, racista y peligrosa para las mujeres. "La región que bate todos los récords en desigualdad, en segregación y en desequilibrios", según ha resumido Isa Serra, número dos de Iglesias en la Comunidad de Madrid.

Las propuestas han sido presentadas por los principales nombres en la lista para las elecciones del 4 de mayo: Pablo Iglesias, Isa Serra, Carol Alonso, Serigne Mbayé, Cecilio González, Lilith Verstrynge, Agustín Moreno, Jesús Santos, Beatriz Gimeno y Paloma G. Villa.

El primero en intervenir en el acto ha sido el taxista Cecilio González, que ha defendido el transporte público y ha cargado contra el modelo de "uberización" que se impone en Madrid. González ha sido el encargado en presentar la medida que aboga por reducir a la mitad el tiempo de espera en la hora punta del metro.

Lilith Verstrynge, encargada de exponer las políticas de Podemos en materia de ecología, ha criticado la "política demencial de explotación y expolio" del medioambiente llevada a cabo por el PP y ha asegurado que la Comunidad de Madrid necesita una "transición ecológica profunda que parta desde cero".

En este sentido, Verstrynge ha anunciado un plan de acción contra el clima que pasa por la "descarbonización" para 2050, la "reducción de emisiones del 55%" en 2030 o un "consumo energético 100% renovable" de aquí a 2040. Además, ha prometido una ley contra la pobreza energética y la derogación de la ley del suelo, así como poner fin a las ayudas públicas a los espectáculos taurinos.

La activista feminista Paloma García Villa, responsable de políticas sociales, ha acusado a Ayuso de hacer el mal "por ignorancia o adrede" y de "dejar fuera a las personas vulnerables". En este sentido, ha asegurado que la gestión de las residencias desde la descentralización ha sido "un desastre".

El abogado Jacinto Morano ha hablado de fiscalidad. En este sentido, ha sido el encargado en anunciar las recetas económicas del partido: recuperar el impuesto de patrimonio, recuperar el impuesto de sucesiones para las herencias de más de un millón de euros, que las rentas más altas (sin establecer cuáles son) paguen un 27% de su renta y un impuesto para las viviendas vacías.

El exportavoz del Sindicato de Manteros, Serigne Mbayé, ha denunciado la "segregación racial" en la Comunidad de Madrid y ha pedido que se respeten los Derechos Humanos de los inmigrantes. También ha criticado un discurso de odio que, en su opinión, se produce hacia "la población migrante".

Consejería Feminista

Beatriz Gimeno, número cuatro en la lista y exdirectora del Instituto de las Mujeres, ha comenzado su alocución dando los buenos días a "todas y a todos" -no a "todes", como utiliza ahora la ministra de igualdad, Irene Montero- y ha presentado sus propuestas para una Madrid "más feminista".

La medida estrella de Gimeno en esta materia es la creación de una Consejería de Políticas Feministas que ayude a paliar la lacra de la "Justicia patriarcal y sin perspectiva de género". "Feminismo es pensar que las propuestas puedan presentarse en clave no androcéntrica", ha defendido.

Otra de las intervenciones más destacadas ha sido la del histórico sindicalista Agustín Moreno, por cuanto ha adelantado muchas de las medidas de Unidas Podemos en materia de Educación. Moreno ha prometido la friolera de 1.000 millones de euros al año en partidas. Concretamente, 400 en creación de empleo, 340 para construcciones escolares públicas y 260 para la gratuidad de las universidades, FPs y escuelas infantiles.

Por último, Alejandra Jacinto, la responsable en materia de Vivienda, ha señalado a la región madrileña como "epicentro de la especulación". Por eso, ha asegurado que su intención es acabar con la emergencia habitacional en la que los madrileños están sumidos por "el desgobierno del PP en materia de Vivienda".

Jacinto se ha comprometido, además, a regular el precio de los alquileres estableciendo un precio que no supere el 30% de los ingresos medios de la zona donde su ubique el inmueble. También ha propuesto movilizar la vivienda vacía -que la acaparan, según dice, "los especuladores"- a través de la figura de la cesión obligatoria.