La Mesa del Congreso ha rechazado este martes, con los votos de PSOE, PP y Vox, tramitar la iniciativa que buscaba que Felipe VI compareciera en la Cámara para dar cuenta de las polémicas protagonizadas por su padre, Juan Carlos I, con sus regularizaciones fiscales, y también ha frenado la comisión de investigación sobre las presuntas actividades irregulares del anterior jefe del Estado tras su abdicación solicitada por Unidas Podemos, ERC, PNV, Bildu y el Grupo Plural.

Noticias relacionadas

Estos tres partidos, fieles a su negativa a dar trámite a los asuntos relativos a la Corona, han seguido el criterio de los servicios jurídicos de la institución que, según las notas a la que ha tenido acceso Europa Press, se oponían a la calificación de estas iniciativas por considerar que no se ajustaban a lo previsto en la Constitución. Sólo Unidas Podemos ha apoyado las iniciativas volviendo a votar así distinto de sus socios de gobierno.

El artículo 56.3 de la Constitución relativo a la inviolabilidad del Rey, es el argumento que de los letrados, asumido por la Mesa, para rechazar la comparecencia del jefe del Estado y la comisión de investigación sobre su padre.

Concretamente, la comparecencia de Felipe VI había sido solicitada por Esquerra Republicana (ERC), Bildu, Junts, PDeCAT, la CUP, Más País, Compromís y el Bloque Nacionalista Galego (BNG) para explicar las polémicas protagonizadas por Juan Carlos I con sus regularizaciones y por las infantas Elena y Cristina por las vacunas que recibieron en Emiratos.

Sánchez tampoco comparece

Los mismos partidos pedían asimismo explicaciones en el Congreso al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a cuya citación también se ha opuesto el órgano de gobierno de la Cámara alegando que el Ejecutivo no tiene competencias en esos asuntos privados de familiares del Rey. En este caso, la decisión se ha adoptado por unanimidad, puesto que Unidas Podemos ha votado en contra de citar al presidente.

Para el rechazo a la calificación de la comisión de investigación, los servicios jurídicos vuelven a mencionar los artículos 56.3 (inviolabilidad) y 65 de la Constitución. Éste último deja claro que "el Rey recibe de los Presupuestos del Estado una cantidad global para el sostenimiento de su Familia y Casa" que él "distribuye libremente".

"Se ha de tener en cuenta que en el punto cuatro del apartado relativo al objeto de investigación de la presente iniciativa se prevé investigar en relación con: si el pago de dichos préstamos podría recaer sobre sus herederos, incluido el actual jefe del Estado Felipe VI", reza la nota de los servicios jurídicos, cuyo criterio han apoyado la mayoría del órgano de gobierno.

Sesión de control

Si no en comisión, ERC y Bildu sí exigirán explicaciones en sesión de control este miércoles a la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero. "¿Todos los contribuyentes son iguales ante la Agencia Tributaria?", reza la pregunta genérica que el diputado de Bildu Jon Iñarritu formulará a Montero.

Por los republicanos, la diputada Carolina Telechea también pedirá a Montero que detalle "cuántas regularizaciones extraordinarias de más de un millón de euros tiene contabilizadas el último año".

La ministra negó hace una semana que hubiera pasividad en Hacienda en relación con las regularizaciones que ha presentado el Rey Emérito y advirtió de que éstas "no terminan ningún proceso", sino que la Agencia Tributaria actuará como con cualquier contribuyente comprobando si la regularización que ha presentado Juan Carlos I es "completa y veraz".