Las infantas Elena y Cristina de Borbón ya se han inmunizado contra el coronavirus adelantándose así al plan de vacunación español. Las hermanas del rey Felipe VI aprovecharon un viaje para visitar a su padre, que desde agosto reside en Abu Dabi (Emiratos Árabes Unidos), para inocularse de la Covid-19. Ambas se han vacunado, además, con la dosis china Sinopharm, según ha podido saber EL ESPAÑOL. 

Noticias relacionadas

El primero en recibir el fármaco asiático fue, sin embargo, Juan Carlos I. De hecho, cuando le administraron la patente china, el padre de Felipe VI sufrió una reacción virulenta. La respuesta, muy frecuente en procesos de vacunación, provocó gran preocupación en Zarzuela. Se habló incluso de que el Emérito se encontraba en "estado grave", aunque lo cierto es que se trata de efectos secundarios esperados en ciertas personas.

En cualquier caso, la respuesta inmunológica adversa de Juan Carlos I a la dosis china desencadenó el posterior viaje de sus hijas al país árabe. En un primer momento, se desplazó hasta Abu Dabi la infanta Elena. Según fuentes de EL ESPAÑOL, coincidió con el doctor Miguel Fernandez Tapia-Ruano, el facultativo que se ocupó en Zarzuela de la salud Juan Carlos I en parte de su época como rey. Más tarde se sumó al viaje doña Cristina de Borbón.

Las dos se vacunaron con el fármaco Sinopharm, una vacuna muy popular en el citado país dado que una tercera parte de la población emiratí ha sido inmunizada con esta vacuna china, considerada en un primer momento la solución para los países en desarrollo porque además es más fácil de conservar sin necesidad de altas temperaturas. Y se trata de una vacuna monodosis, lo cual simplifica todo el proceso.

Proceso de vacunación

La visita con vacunación incluida ha permitido a las hijas del rey saltarse la cola en el plan de vacunación. En la actualidad, en España las dosis de Pfizer y Moderna están autorizadas para personas en residencias de ancianos, mayores de 80 años y personal sanitario de alto riesgo, mientras que las de AstraZeneca se están inoculando a menores de 55 pertenecientes al personal docente, a las Fuerzas de Seguridad del Estado o a sanitarios expuestos a menos riesgos.

La infanta Elena, de 57 años, vive en Madrid, mientras que la infanta Cristina, de 55, tiene su residencia en Ginebra (Suiza). Ambas quedan fuera de los mencionados grupos de riesgo, por lo que habrían tenido que esperar varias semanas hasta recibir las vacunas en nuestro país. 

También se ha puesto la vacuna el exdirector del CNI Félix Sanz Roldán, que hizo un viaje al país donde reside el Emérito la pasada Navidad.

Cabe recordar que aunque Elena y Cristina son familia del Rey -son hermanas de Felipe VI- no son consideradas Familia Real, estatus limitado a los cuatro reyes (Felipe VI, Letizia, Sofía y Juan Carlos), a la heredera al trono la princesa Leonor y a su hermana la infanta Sofía.

Nuevo frente

Fuentes de la Casa Real aseguran, en declaraciones a Efe, que "el rey Felipe VI no es responsable de los actos de sus hermanas. Y tanto don Felipe como doña Letizia y sus hijas se vacunarán cuando les corresponda", al tiempo que aseguran desconocer si el Rey Emérito ha sido inmunizado.

Esta revelación, no obstante, abre un nuevo frente contra el jefe del Estado, Felipe VI. Tras conocerse la noticia -en El Confidencial-, varios parlamentarios han anunciado que registrarán preguntas al Gobierno y exigirán explicaciones. “Los Borbones ya van a más de dos escándalos por semana”, sentenciaba el portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, críticas a las que también se ha sumado la cuenta oficial de Podemos, partido que sostiene el actual Gobierno de Pedro Sánchez.

¿Vuelta a España?

El Rey Emérito lleva asentado en Emiratos Árabes desde principios de agosto de 2020. Aunque han sido numerosos los rumores que han sonado sobre su vuelta a España, éstos han ido bajando de intensidad las últimas semanas. 

¿El motivo? La mudanza a una mansión millonaria en Abu Dabi. Si en los primeros meses el padre de Felipe VI había recalado en el hotel Emirates Palace, propiedad de su amigo el príncipe heredero Mohamed bin Zayed al Nahyan, en febrero decidió cambiar de alojamiento

La visita de sus hijas no sólo sirvió para que recibieran la dosis china, sino que ambas ayudaron a su padre con la mudanza. Juan Carlos I reside ahora en una mansión millonaria en la isla de Nurai.