La vicepresidenta cuarta del Gobierno, Teresa Ribera, y los ministros de Hacienda, María Jesús Montero, y de Agricultura, Luis Planas, han rechazado dimitir por el caso de las subvenciones que el Gobierno socialista andaluz concedió a la empresa Isofotón. Este miércoles, en el Congreso de los Diputados, el Partido Popular ha hecho reiteradas peticiones de dimisión por este caso, que los socialistas califican de "infamias".

Noticias relacionadas

"Es una lista de mentira, infamias y difamaciones", ha espetado la vicepresidenta Ribera a una pregunta del diputado del PP Juan Diego Requena Ruiz, que ha acusado a la dirigente 'socialista' de haber borrado de su currículum su pasado en la empresa Isofotón y de haber recibido ayuda de sus actuales compañeros de Gabinete, María Jesús Montero y Luis Planas.

En este sentido, Ribera ha negado una antigua relación con María Jesús Montero, asegurando que conoció a la actual ministra de Hacienda cuando coincidieron en el Consejo de Ministros, durante la primera legislatura de Pedro Sánchez. La vicepresidenta cuarta ha acusado al PP de "embarrar" el debate y le ha pedido que se tome "en serio" los desafíos del sistema.

"Política de tierra quemada"

La Fiscalía Anticorrupción apunta al Gobierno andaluz del socialista José Antonio Griñán, del que formaron parte los ministros María Jesús Montero y Luis Planas como consejeros entonces de Salud y Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, en la investigación de la concesión de una ayuda de 8,3 millones para la empresa Isofotón en 2012.

Durante la sesión de control al Gobierno en el Congreso, el PP ha formulado hasta tres preguntas relacionadas con el caso Isofotón, siendo una de ellas para la ministra portavoz. Aquí, Montero ha incidido en que las afirmaciones de los diputados 'populares' eran "mentira e injurias", después de que la parlamentaria del PP Carolina España le haya recordado también el caso de los EREs y le haya pedido con insistencia su dimisión.

En línea con los demás ministros, Montero también ha arremetido contra el PP recordándole su debacle electoral en Cataluña y el cambio de la sede nacional que anunció ayer el presidente de la formación 'popular', Pablo Casado, para romper con el pasado y con la corrupción.

"Dejen de difamar y dejen de practicar esa política de tierra quemada que en las urnas le critican", ha sentenciado la Portavoz del Gobierno.

"Difamar y calumniar"

Por su parte, el ministro de Pesca, Agricultura y Alimentación, Luis Planas, ha vuelto a repetir la idea de sus compañeros de Gobierno que le precedían en el uso de la palabra y ha acusado a los 'populares' de intentar "difamar y calumniar" a los miembros del Gobierno con sus incriminaciones sobre este caso Isofotón.

En concreto, la diputada del PP Milagros Marcos ha cuestionado a Planas si su "nula defensa del sector agrario y su atronar silencio tienen algo que ver con la trama de Isofotón". "La respuesta a la pregunta formulada es no", ha sostenido brevemente el ministro.

Por último, Planas ha defendido su trabajo al frente del Ministerio y no ha dado más explicaciones sobre el caso de Isofotón, aunque sí que ha vuelto a recordar el resultado electoral de los 'populares' en los últimos comicios catalanes. Además, el ministro se ha llevado la crítica al terreno de la agricultura y la alimentación, acusando a Casado de limitarse a actuar en este ámbito a través de una foto con un cochinillo en brazos.