"Esta semana y la que viene no se pondrán nuevas primeras dosis a nadie". Con esta afirmación, el vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, ha anunciado que se suspende el suministro de las primeras dosis de la vacuna contra la Covid debido a "los recortes" a la hora de recibir los viales en las últimas semanas.

Noticias relacionadas

El dirigente madrileño ha cifrado en 180.000 las vacunas que se han puesto ya en la región aunque "lamentablemente" se interrumpirá el suministro durante al menos dos semanas. 

"Llevamos semanas con menos vacunas y menos dosis que las prometidas por el Gobierno de España", ha afirmado Aguado, que ha puesto en valor la estrategia de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid de "reservar un porcentaje" de vacunas para la segunda dosis, que sí se inocularán.

Aguado ha explicado que gracias a esto no habrá que interrumpir el suministro de la segunda dosis pero sí ha avanzado que "al menos esta semana y la siguiente" van a tener que suspender el suministro de nuevas primeras dosis. "Tenemos que centrarnos en las dosis existentes", ha indicado.

Así, Ignacio Aguado ha considerado que con el ritmo actual es "imposible" que se llegue a vacunar al 70% de la población a finales de junio, ya que para lograr esta cifra la Comunidad de Madrid tendría que recibir nueve millones de vacunas en esa fecha.

En este punto, el vicepresidente de la Comunidad de Madrid ha exigido a la nueva ministra de Sanidad, Carolina Darias, que remueva "cielo, tierra y aire" para conseguir más vacunas porque lo que está en juego son "vidas".

Cataluña, sin reservas 

La vacunación en Cataluña también se complica. El secretario de Salud Pública de la Generalitat, Josep Maria Argimon, ha asegurado que Cataluña agotará las existencias estratégicas de la vacuna contra la Covid este jueves a la espera de que lleguen más dosis: "Mañana las neveras estarán vacías".

"Moderna se retrasa, Pfizer manda menos vacunas y de AstraZeneca no sabemos nada", ha criticado. Argimon ha subrayado que la semana que viene un total de 10.000 personas que recibieron la primera dosis de la vacuna hace 21 días no podrán recibir la segunda a causa de la falta de existencias, aunque ha matizado que la última inyección se puede administrar hasta 42 días después.

Respecto a las 8.500 dosis de la vacuna de Moderna que estaban previstas para esta semana, Argimon ha reprochado el "retraso e incumplimiento" de la compañía que no ha enviado las dosis previstas, que llegarán el próximo lunes.