La Junta de Extremadura ha incrementado del 3 al 4 el nivel de alerta ante las cifras "malas sin paliativos" de Covid-19 que acumula la región, y desde este viernes, 1 de enero, y durante 14 días revisables "en todo momento", reduce a las 22:00 horas el toque de queda en toda la comunidad.

Noticias relacionadas

Además, y dentro de varias medidas lanzadas a la población "absolutamente claras" y ante las que "no cabe interpretación" sino "simplemente cumplirlas", el Ejecutivo regional estipula -también desde este 1 de enero y durante 14 días revisables- que el aforo de los locales comerciales independientemente de que se encuentren en un centro comercial o estén ubicados de forma independiente será del 30%.

Asimismo, en el ámbito de la hostelería se disminuye el tamaño de los grupos que pueden sentarse en una mesa o agrupaciones de mesas, sean en el exterior o en el interior, de tal forma que se pasa de la posibilidad de reunión de seis personas a grupos de cuatro personas.

También quedan prohibidas todas las competiciones deportivas no regladas que tengan la condición de un torneo que se celebra de forma amateur, es decir, "las pachangas".

De este modo lo ha explicado en rueda de prensa este jueves en Mérida el vicepresidente segundo y consejero de Sanidad y Servicios Sociales, José María Vergeles, para informar sobre las medidas adoptadas por el Consejo de Gobierno de la Junta, reunido en sesión extraordinaria que se inició la tarde de este pasado miércoles y ha continuado a primera hora de este jueves.