La agenda soberanista de Iñigo Urkullu al frente del Gobierno vasco marcha viento en popa a toda vela. Y con ella arrastra a su socio, el Partido Socialista de Euskadi, que no ha opuesto resistencia a destinar 9 millones de los Presupuestos de 2021 para proyectar el País Vasco como una nación ante el resto del mundo.

Noticias relacionadas

Y es que tal y como se recoge del proyecto presupuestario aprobado este pasado martes, el Ejecutivo vasco destina esa generosa cuantía a la secretaría de Acción Exterior -que ostenta María Ángeles Elorza- y que tiene como objetivo promocionar la "marca de país" ante Europa y América. 

¿Cómo lo hará? Como ya adelantó El independiente, lo hará a través del plan estratégico de acción exterior Euskadi Basque Country. Éste consiste en promocionar internacionalmente el País Vasco como un "país pequeño pero de gran identidad" que tiene "5.000 años de historia" y que debe ocupar un "espacio propio" en la "construcción del proyecto europeo".

Con este fin, el lehendakari Urkullu y la vicelehendakari Idoia Mendia han destinado 9.090.800 euros a la secretaría de Acción Exterior con el pretexto de afianzar "alianzas estratégicas estables con actores internacionales".

Cabe recordar que la Comunidad Autónoma Vasca cuenta con una amplia red de delegaciones en el exterior: Estados Unidos, Argentina, Colombia, México, Chile, Perú... y Madrid. Y es que el plan Basque Country se refiere a la oficina del Gobierno vasco en la capital madrileña también como "delegación en el exterior".

Selección propia

Llueve sobre mojado. Esta misma semana, PNV y PSE respaldaban la petición de la Federación Vasca de Fútbol de incluir a Euskadi como selección nacional en las competiciones de la FIFA y de la UEFA. Una reivindicación monolítica del nacionalismo ahora amparada por los socialistas desde el Ejecutivo vasco, pero también desde Moncloa.

Y es que Sánchez pactó con Andoni Ortuzar (PNV) "abrir cauces para promover la representación internacional de Euskadi en el ámbito deportivo y cultural" a cambio del apoyo de los jeltzales a su investidura como presidente. 

Pedro Sánchez y Andoni Ortuzar intercambian los documentos para la firma del acuerdo entre PSOE y PNV para la investidura. Efe

Ahora el sueño del PNV- el de tener una selección vasca para proyectarse internacionalmente como nación a través del fútbol- está más cerca que nunca gracias a los socialistas.

'Euskadi Basque Country'

La Estrategia de internacionalización Euskadi Basque Country es uno de los 15 planes estratégicos que el Gobierno Vasco ha establecido como eje fundamental de la XII legislatura, que encara junto a los socialistas. Con este, Urkullu dice pretender la "reactivación económica y el empleo en Euskadi".

El 'lehendakari', Iñigo Urkullu, presenta el plan 'Euskadi Basque Country'. EFE

Pero, en realidad, el "plan de internacionalización" no es otra cosa que un pretexto para proyectarse en el exterior como un país independiente de España. "Euskadi es un país pequeño pero de una gran identidad", reza la página web del plan concebido en 2013 por el Gobierno Vasco.

Y abunda: "Con más de 5.000 años de historia, el País Vasco cuenta con una cultura singular y un idioma único en el mundo. Euskadi es hoy un país moderno que ha sabido adaptarse a cada época situándose a la vanguardia de Europa en calidad de vida y desarrollo humano sostenible".

El plan fue presentado en 2013 por la propia María Ángeles Elorza, que ya entonces era secretaria de Acción Exterior de Urkullu. Elorza defendió la estrategia para "crecer como nación en Europa" y "vincular de manera virtual a todos los vascos en el mundo".

Desde entonces, este ha sido uno de los principales ejes del plan de actuación de Iñigo Urkullu para avanzar en su agenda soberanista y sembrar la idea en el exterior de que el País Vasco es una nación independiente de España. Ahora, blinda esta iniciativa con 9 millones de euros. Y todo con el visto bueno del PSE.