El consejero de Justicia de la Comunidad de Madrid, Enrique López, ha negado que exista un acuerdo para renovar el Consejo General del Poder Judicial como afirmó este lunes el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo. "No existe tal acuerdo, lo que hay es una voluntad de alcanzarlo y estamos deseándolo", ha afirmado López, que deja claro que Unidas Podemos debe estar fuera de las negociaciones para que estas fructifiquen.

Noticias relacionadas

López, a quien se sitúa como interlocutor del PP en esta cuestión, ha explicado que el presidente del Gobierno sólo tiene dos opcipnes: "Ir a de la mano del PP o de Iglesias, Rufián y Otegi. No son condiciones partidistas, es asegurar la independencia de la justicia". 

En una entrevista en Onda Cero el dirigente popular ha alertado de que en España "hay un gran riesgo para la salud democrática" y el país está "ante el riesgo de un equilibrio de poderes" porque desde el Gobierno "se amenaza al poder judicial desde la vicepresidencia", en clara referencia al vicepresidente segundo del Ejecutivo, Pablo Iglesias. 

"Amenazando la Constitución"

En este sentido, ha insistido en que "una parte" del Gobierno "está amenzando a la Constitución", por lo que ha recordado que una de las condiciones del PP para negociar la renovación del CGPJ es que Unidas Podemos "no esté de ninguna forma" en las conversaciones. "También deben retirar ese bodrio de reforma que Europa ha puesto en cuarentena y bajo la lupa", ha añadido.

López ha señalado que tanto él como el ministro Campo tienen una visión "muy parecida" del CGPJ. "Lo que no sé es la de Sánchez", ha criticado para remarcar que el presidente del Gobierno "coloca a Rufián al frente de la reforma fiscal" y que "sólo falta Otegi al frente de la renovación judicial".

Sobre la composición del CGPJ, ha negado también que se haya hablado de nombres y cuántos serán elegidos por cada partido. Esos perfiles, ha dicho, deben de ser "personas independientes y alejadas de la política" porque "no queremos a una Dolores Delgado en el CGPJ". "Estamos ante un Gobierno que coloca a una ministra de Justicia dirigiendo la Fiscalía General del Estado", ha denunciado Enrique López, que cree esencial "mantener la imagen de independencia de los jueces españoles".

Por último, y aunque el acuerdo esté lejos, López confía en que este llegue "muy pronto" si el Gobierno está dispuesto a "preservar este órgano".