El diputado de Esquerra Republicana (ERC), Gabriel Rufián, ha vinvulado en el Congreso de los Diputados al Rey Felipe VI con Francisco Franco y la "extrema derecha", en referencia a Vox.

Noticias relacionadas

"Vox tiene aquí, desgraciadamente, 52 diputados. Pero en realidad son 53, porque tiene uno en la Zarzuela", ha ironizado Rufián sobre una supuesta simpatía del Monarca hacia la formación de Santiago Abascal.

El diputado separatista ha acompañado su intervención de una fotografía antigua en la que aparecen el dictador, el Rey Emérito y un joven Felipe VI. "Tenía unos diez años él, un poco joven", ha bromeado.

"Señores y señoras de la derecha y de la extrema derecha, tienen ustedes razón: a Felipe VI le votó un español, Francisco Franco", ha sentenciado.

Este ataque a la Monarquía se ha producido después de que Rufián hiciera lo propio con la Justicia española tras la inhabilitación de Quim Torra como presidente de la Generalitat. "En menos de 24 horas se ha condenado a un presidente por una pancarta, se ha absuelto a un corrupto por una estafa [Rodrigo Rato] y se ha rebajado la pena de un profesor pederasta del Opus Dei", ha aseverado Rufián.

El ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, ha salido en defensa de la Justicia y del Tribunal Supremo, pero no ha respondido a la burla del diputado de ERC al jefe de Estado, insinuando que se trata de un diputado más de Vox. Este silencio quizá se explique por la voluntad del Gobierno de contar con el apoyo de la formación independentista en los Prespuestos Generales del Estado.

La oposición

Quienes sí se han quejado del ataque al Monarca han sido Partido Popular y Vox, que han sido reprendidos por la presidenta del Congreso, Meritxell Batet: "Silencio; tengan respeto a la sesión de control".

El presidente popular, Pablo Casado, ha solicitado que la intervención de Rufián fuera retirada del diario de sesiones. Batet, sin embargo, ha alegado que el diputado está protegido por la "libertad de expresión".

"Les pido a todos los diputados, por el bien de la convivencia de la Cámara y por el bien de su imagen, que sepan escuchar al que piensa distinto a nosotros", ha sentenciado entre aplausos de la bancada socialista.