Salvador Illa ha comparecido a la misma hora en Moncloa a la que tenía prevista su rueda de prensa la Comunidad de Madrid. La Administración regional, para explicar las nuevas medidas de control contra la Covid. El ministro, para "dar cuenta de las recomendaciones dadas por el Gobierno a la Comunidad de Madrid".

Noticias relacionadas

A pesar de que el lunes todo parecía unidad y de la dos citas del Grupo Covid-19, que reúne al ministro con su colega de Política Territoria, Carolina Darias junto al consejero Enrique Ruiz Escudero y el vicepresidente Ignacio Aguado, la situación ha estallado con dos ruedas de prensa que se contraprogramaban. Son cuatro las recomendaciones de Illa a Isabel Díaz Ayuso, "que corresponde a Madrid explicar por qué no han seguido":

Uno. Que las medidas propuestas en la orden de la CAM se extiendan "no sólo a las 45 áreas básicas de salud descritas, sino a toda la capital" y al resto de municipios con incidencia superior a 500 casos por 100.000 habitantes en los últimos 14 días, "que es el doble en números redondos de la media de España".

Dos. Que se mantenga el permiso de circulación de las personas en esas áreas, pero con "una recomendación explícita de que se evite todo movimiento innecesario".

Tres. Que se prohíba en toda la Comunidad el consumo en barra, que estaba incluido en la medida 5 del punto 2 de la orden de la Comunidad.

Cuatro. Que se restrinja la ocupación de las terrazas a un 50% en toda la región.

Illa ha insistido en que "no hay atajos" y que "hay que actuar con determinación" para "en tres palabras, tomar el control". Según el ministro, estas recomendaciones están basadas en "las recomendaciones de los técnicos", una vez escuchadas las unidades de apoyo territorial y técnica, estas son las recomendaciones y que él "quería que se conocieran".

La Administración regional ha anunciado medidas para sólo 45 zonas, "ellos han tomado las medidas que estiman oportuno tomar, pero yo quería dejar claras mis recomendaciones".

"¿Estado de alarma? Veremos"

La comparecencia en paralelo denotaba insatisfacción por parte del Ministerio de Sanidad, pero Illa no ha querido contestar a la posibilidad de tomar el mando imponiendo un estado de alarma: "Iremos viendo qué hay que hacer en el futuro, pero no voy a entrar en reproches".

Illa quiso dejar claro desde el inicio que "van a venir semanas muy duras y complicadas, pero saldremos adelante si hacemos lo que tenemos que hacer". El ministro ha defendido su transparencia, razón por la que ha justificado su comparecencia a la misma vez que el consejero madrileño.

"Ya conseguimos en marzo y abril doblegar la curva y lo volveremos a conseguir, se trata de tomar el control de la pandemia". Según Illa, "todas las CCAA están actuando con determinación...", pero ha sacado a la región que gobierna Díaz Ayuso de ese grupo, al acabar la misma frase del siguiente modo: "...y también lo vamos a conseguir, no me cabe duda, en la Comunidad de Madrid".