La fiesta mayor de Barcelona, La Mercè, ha empezado con polémica. El elegido por el equipo de Ada Colau para dar el pregón este miércoles como inicio de la festividad ha llamado "inadaptados" aquellos castellanohablantes que no quieren hablar en catalán en la región. 

El pregonero de esta edición ha sido el payaso Tortell Poltrona, fundador de Payasos sin Fronteras, que ha asegurado que hay "gente entestada en que nuestra lengua es el castellano. Y nosotros, venga a hablar en catalán... Debemos tener problemas mentales. Quizás se piensan que su lengua es más importante que la de mi madre. Pues no. Quienes rechazan la lengua y cultura de un lugar, como mínimo, podemos decir que son unos inadaptados", ha asegurado.

La concejal de Ciudadanos, Luz Guilarte, y de Barcelona Canvi, Manuel Valls, han abandonado el acto institucional después de las palabras del payaso. Posteriormente, en la red social Twitter la concejal naranja ha lamentado los tintes ideológicos del discurso de Poltrona: "¡Qué lástima y qué decepción, cuando más unidos tenemos que estar! Esperábamos un pregón para todos los barceloneses y no un discurso político".

Además, el payaso ha iniciado su discurso leyendo una carta que recibió del líder de Òmnium Cultural condenado por sedición, Jordi Cuixart. En un discurso muy partidista, ha recordado los días que llevan encarcelados los presos del procés.

No es la primera vez que se generan polémicas por la figura elegida para representar en la ciudad. En los últimos años han sido los nacionalistas que han organizado "pregones alternativos" para mostrar su disconformidad con el pregonero elegido por el equipo municipal de Colau.