La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, ha defendido este miércoles que Juan Carlos I no ha huido" de nada" porque "no está en ninguna causa inmerso". "Simplemente ha decidido salir del país", ha dicho tras se preguntada por las críticas de partidos como Podemos.

Noticias relacionadas

Calvo ha dicho que la salida del país de España es algo bueno para la institución y para Felipe VI "en su trabajo impecable por nuestro país, en un presente y 

La número dos del Gobierno ha señalado que en la carta que el Rey emérito envió a su hijo Felipe VI se explican las razones por las que ha abandonado España y que ya "las conocemos todos", y no sólo el Gobierno. "Están en una carta explicada. "n este asunto hay claridad absoluta", ha añadido.

Calvo no ha respondido a las preguntas sobre el paradero de Juan Carlos I y ha asegurado que el Ejecutivo conoció la carta "a la vez que todo el mundo, como es lógico". Ha defendido, además, la necesidad de "respetar la decisión de una relación que se establece entre el Rey emérito y el Jefe de Estado". 

También ha dejado claro que el Gobierno está actualmente "en su trabajo constitucional" en "colaboración buena" con el Rey de España.

Sobre las peticiones de que se abra el debate acerca de terminar con la monarquía en España y establecer una república, Calvo ha respondido que los partidos políticos tienen derecho a tener sus posiciones sobre un asunto que no es nuevo y "que está en la política española desde siempre".

Respuesta a Montero e Iglesias

Con estas declaraciones, Calvo responde a varios miembros de Unidas Podemos, como la ministra de Igualdad, Irene Montero, que este martes afirmó que Juan Carlos "huyó" de España, calificando esta actitud de "indigna, viniendo de un jefe de Estado".

Misma línea ha seguido el vicepresidente segundo Pablo Iglesias, que considera "indigna" la "huida" al extranjero del rey Juan Carlos quien, en su opinión, debería responder por sus actos en España y "ante su pueblo".

También ha admitido diferencias entre el PSOE y Unidas Podemos sobre la situación del emérito, que a su juicio no debería abandonar España, pero las ha enmarcado dentro de la "normalidad democrática".

Duras críticas de Asens

El presidente del grupo de Unidas Podemos en el Congreso, Jaume Asens, quiere que Carmen Calvo explique las gestiones y conversaciones que dieron lugar a la decisión de Juan Carlos I de abandonar España, ya que considera que la dirigente socialista "es quien ha hecho cómplice al Gobierno" en esta operación.

Unidas Podemos, que comparte Gobierno con el PSOE, viene quejándose de no haber sido informado de las conversaciones que posibilitaron la marcha del rey emérito, unas gestiones que se atribuyen a Pedro Sánchez, Carmen Calvo e Iván Redondo, director de gabinete del presidente.

En ese contexto, ERC, Bildu y Junts han reclamado la comparecencia en el Congreso de Carmen Calvo, y ahora es Unidas Podemos quien considera que la vicepresidenta debe dar explicaciones.

En una entrevista este miércoles en RAC1, Jaume Asens ha criticado que el PSOE no les informó de la marcha del Rey emérito, Juan Carlos I: "Creemos que hacen falta explicaciones. Y quien las debería dar es la vicepresidenta, que ha pilotado la negociación, y que es quien ha hecho cómplice al Gobierno de esta operación de la Casa Real".

El portavoz de En Comú considera la celebración de un referéndum sobre la monarquía en España es "plausible en la próxima década si hay otra correlación de fuerzas". A su juicio, un referéndum "es lo que la ciudadanía está pidiendo", aunque ve difícil llevarlo a cabo durante el actual mandato del PSOE.

El PSC rechaza un referéndum 

Desde el PSC, su diputado en el Congreso José Zaragoza ha defendido que es "positiva" la marcha del Rey emérito porque cree que pone distancias con Felipe VI y ha rechazado abrir ahora un debate sobre hacer un referéndum sobre la monarquía.

En una entrevista de Cataluña Ràdio ha sostenido que era necesario que el actual Rey "marque distancias con el anterior Rey por el desgaste que le estaba produciendo esta situación a la monarquía", y ha afirmado que no se pone en cuestión la institución, sino que es un problema que afecta a Juan Carlos I en el que la justicia tendrá que actuar.

Zaragoza ha insistido en la necesidad de tener estabilidad teniendo en cuenta la situación sanitaria y económica a causa del coronavirus, por lo que cree que hablar sobre un referéndum entre monarquía y república "es abrir un debate que no lleva a ninguna parte, alguien debe mantener la calma".