Juan Carlos Monedero ha cargado duramente contra EL ESPAÑOL por la reciente carta del director publicada en este diario. En el artículo, titulado "El tiro por la coleta", Pedro J. Ramírez alude metafóricamente al suicidio político del vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, por las informaciones que le vinculan directamente con el caso Dina.

Noticias relacionadas

Para el fundador de Podemos, el dibujo que acompaña al artículo, en el que Iglesias se dispara con el móvil de Dina -en referencia al suicidio político que ha supuesto el caso Tándem para el líder de la formación morada-, es una "incitación al asesinato".

"No entiendo la portada de El Español con una pistola en la boca disparando contra el vicepresidente del Gobierno", ha dicho Monedero en el curso de verano de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) organizado por Podemos. "Es intolerable", ha proseguido.

Ilustración: Javier Muñoz

"Pedro J. Ramírez insistió en señalar a periodistas porque les acusaba de que ponían en la diana a objetivos de ETA. Hoy hay energúmenos rodeando la casa de Iglesias", ha reflexionado el profesor de Ciencia Política.

La ilustración a la que hace referencia Juan Carlos Monedero, en realidad, es una sátira sobre las mentiras utilizadas por Pablo Iglesias en el caso Dina. "Empezó siendo el caso Dina y ha terminado siendo el caso Iglesias, en la medida en que el líder de Podemos se ha empeñado en apurar la suerte hasta cavar su propia tumba", reflexionaba Pedro J. Ramírez en el citado artículo.

"El Español no es Pedro J. Ramírez, son sus trabajadores, que deberían ser los que impidieran esa portada", ha zanjado Monedero.

Echenique

Pablo Echenique, portavoz de Unidas Podemos en el Congreso de los diputados, fue el primero en reaccionar al dibujo publicado por este diario. El político planteaba en Twitter "qué ocurriría en España si un dirigente de PODEMOS publicara en redes un dibujo de un tiro en la boca a Pedro J".

"Hoy Pedro J publica en su digital un dibujo de un tiro en la boca a Pablo Iglesias... y no pasa nada. No abrirá informativos, ni se debatirá en tertulias", sostenía el portavoz de Unidas Podemos, que hoy ha vuelto a cargar contra este medio: "Ayer Pedro J publicó en El Español este dibujo de un tiro en la boca al Vicepresidente del Gobierno. Supongo que hoy todos los editoriales de papel, radio y televisión y todas las tertulias lo condenarán firmemente. Lo contrario, el silencio sobre el tema, daría bastante miedo".

Los ataques de Juan Carlos Monedero y Pablo Echenique recuerdan a otros muy similares llevados a cabo por Podemos con el objetivo de amedrentar a los periodistas del diario para que éstos se abstuvieran de investigar y/o criticar determinados hechos que los líderes de la formación morada consideraban perjudiciales para su imagen. 

En este sentido, cabe recordar que el pasado 20 de mayo de 2020, Pablo Echenique calificó de "sicario mediático" y acusó de "acoso" a un periodista de este diario que trabajaba en un reportaje sobre el portavoz de Podemos.

En ese mismo mensaje, Echenique decía no desear que a Pedro J. Ramírez, Pablo Casado y Santiago Abascal les tocara sufrir acoso. Sin embargo, no faltaron quienes interpretaron el texto como una amenaza velada por parte de uno de los políticos que importó, defendió y popularizó los escraches en España.

El artículo

La carta del director publicada este pasado domingo por Pedro J. Ramírez tenía como único fin criticar "el craso error" que el vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, había cometido al "pasarse de frenada" en el caso Dina. La viñeta que acompañaba al texto, representaba la irónica reflexión del director de EL ESPAÑOL.

"No bastaba que desde las cloacas se hubiera maniobrado contra él. Tenía que haber una conspiración político-mediático-policial a la altura de su gigantesca dimensión histórica; y la tarjeta, que él recibió intacta y entregó un año después dañada a su propietaria, tenía que ser la pistola humeante que desvelara esa trama", reflexionaba el director de este medio.

"El riesgo de tal obcecación es que, a base de tanto exhibirla, manosearla y zarandearla, la pistola humeante termine alojando la bala que, como en la ruleta rusa, descerraje a su inventor. Pablo Iglesias está a diez minutos de que le suceda eso. Al menos así lo creen, temen o desean otros miembros del Gobierno, al barajar la hipótesis de que el juez García Castellón acabe imputándole delitos como la revelación de secretos, la denuncia falsa o la obstrucción a la justicia", sentenciaba Pedro J. Ramírez.