Pablo Casado, "pregonero del extremismo". Así lo ha definido la portavoz del PSOE en el Congreso, Adriana Lastra, después de que no se alcanzara un pacto en la Comisión de Reconstrucción. Los socialistas han denunciado la estrategia de "confrontación" con el Gobierno por la que cree que apuesta el PP de Pablo Casado.

Noticias relacionadas

En rueda de prensa en la Cámara Baja para dar cuenta de las conclusiones de la Comisión para la Reconstrucción del país, que no se han acordado finalmente con el PP, la número dos del PSOE ha lamentado que la dirección nacional del principal partido de la oposición practique "la política de la tierra quemada" en un momento en que la sociedad reclama "unidad, diálogo y entendimiento".

A juicio de Lastra, Casado ha decidido usar la crisis del coronavirus para intentar tumbar al Gobierno, sin reparar en las consecuencias que para el país pueda tener esta actitud.

Todos pactan salvo el PP

Como contraposición a la postura del PP, Lastra ha recordado que el PSOE y el Gobierno de coalición han sido capaces de pactar con la mayoría de los grupos de la Cámara, así como con la patronal y los sindicatos.

Después de agradecer la posición de los partidos que "han sabido entender que éste es un momento" para unirse, Lastra ha llamado la atención sobre las dos formas posibles de entender la política: la de aquellos que piensan que es un terreno para encontrarse frente a los que la ven como un ámbito para la confrontación.

Pese a los intentos de Gobierno y PP por pactar las conclusiones sobre sanidad y UE de la Comisión de Reconstrucción, Lastra ha identificado los principales escollos que han impedido el consenso: la exigencia del PP de mantener el copago farmacéutico y de no avanzar más en la universalidad de la sanidad pública. Además, ha añadido, los populares se negaban a desligar un documento del otro.

Lastra ha acusado al PP de no situarse al lado del Gobierno en las negociaciones europeas y les ha exigido "lealtad hacia el país al que tanto dicen amar". En este sentido, ha lamentado que hayan decidido convertirse en un "un agente de inestabilidad", en "el partido de la bronca".

La portavoz socialista cree que el PP aún está "a tiempo de rectificar", pero ha advertido de que si Casado no entiende que éste es "el momento de la responsabilidad", los socialistas temen que entonces no lo vaya a entender nunca.

Lastra cuenta con Cs

En cuanto a las cuentas públicas, Lastra ha afirmado que su partido sí cuenta con Ciudadanos y con otras fuerzas políticas para poder sacar adelante los Presupuestos Generales.

Sus palabras contrastan con las del vicepresidente segundo del Gobierno y líder de Podemos, Pablo Iglesias, quien en una entrevista en Radio Nacional ha manifestado su rechazo a negociar las cuentas públicas con los de Inés Arrimadas, cree que es un engaño dar crédito a esa hipótesis y se ha reafirmado en el objetivo de alcanzar un acuerdo con los partidos que facilitaron la investidura de Pedro Sánchez.

"Llegar a acuerdos con otras fuerzas no es renunciar a tus principios sino hacer que sean posibles y viables", ha respondido Lastra, en rueda de prensa en el Congreso, cuando se le ha preguntado por estas afirmaciones.

La dirigente socialista ha defendido que lo que espera su partido con los Presupuestos es que cuente con "un respaldo importante" de los socios de investidura pero también de otros partidos como Ciudadanos porque van a ser las cuentas que acometan "las grandes transformaciones" que necesita el país.