El pleno del Ayuntamiento de Madrid se ha convertido este viernes en una esperanza para todos aquellos que han dejado de creer en la política. El alcalde, José Luis Martínez-Almeida, reconocía "errores" en la gestión de las residencias de mayores y aceptaba las críticas que le propinaban desde la bancada de la oposición. Sin embargo, los portavoces de los grupos que no forman parte del Gobierno municipal utilizaron en todo momento un tono constructivo en sus quejas y actuaron como los buenos representantes políticos: proponiendo soluciones y buscando consensos. 

Noticias relacionadas

"Nosotros vamos a hacer lo que creemos que debe hacer la oposición ante una circunstancia como esta: predicar con el ejemplo. Y eso significa partir de la confianza sincera de que vosotros queréis acabar con la crisis, de que el alcalde está comprometido con reducir la pandemia en su ciudad". La portavoz de Mas País, Rita Maestre, tendió la mano al equipo de Gobierno formado por PP-Cs y anunció a Almeida y Villacís que contaran con el apoyo "sincero" de los 19 concejales de su grupo parlamentario para trabajar unidos por el objetivo común: sacar a Madrid cuanto antes de esta crisis. 

"Nuestro apoyo a las medidas que toméis será total porque creemos que haréis lo mejor para vuestra ciudad", añadió Maestre, que reconoció que era "una buena noticia" que el Palacio de Cibeles "no se parezca demasiado al Congreso de los Diputados. Eso es gracias al talante como Gobierno y como oposición"

El alcalde Almeida, que cumplía 45 años, agradeció el tono que usó en su turno la sucesora de Manuela Carmena en el Ayuntamiento y le felicitó por anteponer el interés general, el de todos los madrileños, al partidista. "Estamos en las antípodas ideológicas, pero nos acerca la humanidad y ser conscientes que tenemos un objetivo común que todos compartimos y todos perseguimos". 

Maestre añadió que confiaba en que los madrileños "se sientan más orgullosos de nosotros que en otras ocasiones, que vean que estamos dispuestos a trabajar juntos para salir de la crisis y cerrarla cuanto antes. Es un buen ejemplo para Madrid. Tenemos que estar a la altura".

El alcalde anotó una a una todas las sugerencias que le llegaron desde los demás grupos políticos y se comprometió a darlees respuesta "en un tiempo razonable". Además, instó a los grupos a una futura convocatoria para "redibujar ese Madrid del futuro que en estos momentos no existe como la conocíamos".  

Información sobre el coronavirus: