Inés Arrimadas y Pedro Sánchez acaban de mantener su primera reunión encuadrada en los ya conocidos como "Pactos de la Reconstrucción". La líder de Ciudadanos, una vez finalizado el encuentro, ha anunciado que los acuerdos "pueden salir adelante", pero ha exigido al Gobierno más "agilidad".

Noticias relacionadas

La política liberal ha propuesto a Sánchez una metodología concreta: reuniones diarias entre los interlocutores técnicos y dos encuentros semanales entre las cabezas de los partidos. Moncloa se ha limitado a citar a Arrimadas para una Mesa que pretende estrenar -está por ver la lista de invitados- la semana que viene.

Antes de departir con la jerezana, Pedro Sánchez ha charlado con Pablo Echenique (Podemos) y con Laura Borràs (JxCat). Los nacionalistas no quieren saber nada de los pactos porque "fortalecen el Estado de las Autonomías". Los de Iglesias, por su parte, diseñan el contenido mano a mano con los socialistas. Un aspecto que no gusta a Ciudadanos.

"Le he pedido a Sánchez que deje la retórica y empiece a actuar", ha contado Arrimadas a los periodistas tras concluir su reunión con el presidente del Gobierno. "Debemos concretar pronto el contenido. Le he hablado de tres ámbitos. El económico, el sanitario y el social", ha aseverado.

El Gobierno, de momento, guarda sus cartas y no detalla las áreas de trabajo. Ni siquiera ha confirmado la voluntad del Partido Popular, con quien mantiene un tira y afloja. Casado reitera que no se fía, pero al mismo tiempo indica que se sentará a la mesa. Aunque ha pospuesto el encuentro a la semana que viene.

Arrimadas ha solicitado a Sánchez que los pactos establezcan una "salida unitaria" de la crisis y que limite la influencia de Iglesias y Torra. La líder de Ciudadanos teme que los proyectados acuerdos sirvan como "excusa" para "imponer la ideología trasnochada de Podemos". Hoy, ante la prensa, ha llegado a hablar de los "sermones bolivarianos de Iglesias".

Tras esta primera reunión, no hay ninguna novedad más allá de la convocatoria... de otra reunión. Un aspecto que exaspera a Arrimadas: "No podemos perder más tiempo. Sánchez debe designar interlocutores técnicos y políticos".

La líder liberal también ha exigido al Gobierno que, si realmente confía en la oposición, "deje de hacer anuncios sin contar con ella los domingos por la noche". "La conversación debe ser ágil. No me ha trasladado ninguna propuesta concreta", ha presionado la sucesora de Albert Rivera.

A día de hoy, Inés Arrimadas considera que Sánchez "se deja llevar por Iglesias". Si prosperan los pactos con la oposición -ha informado-, "el peso de la ideología de Podemos será mucho más pequeño".