El Ministerio del Interior ha confirmado este lunes el fallecimiento del primer funcionario de prisiones con coronavirus. Ismael, de 66 años, trabajaba en el servicio de oficinas del centro penitenciario de Alicante, sin contacto con los internos, y falleció este domingo en su domicilio.

Noticias relacionadas

Desde el pasado lunes, Ismael empezó a experimentar malestar, con síntomas compatibles con el coronavirus, y se autoaisló en su casa. Tras conocerse su caso, el Servicio de Prevención de Riesgos Laborales de Valencia realizó un estudio de contactos que determinó que sólo otro funcionario había mantenido contacto estrecho con él. Desde entonces, se encuentra en cuarentena y asintomático.

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, envió anoche un mensaje de cariño y pésame a la viuda, la familia y a los compañeros de Ismael a los que, esta tarde, también ha agradecido su “profesionalidad”. Un pesar –el de toda la Institución Penitenciaria- que el secretario general, Ángel Luis Ortiz, anoche también transmitió personalmente la viuda.

Desinfección del centro

A pesar de que el fallecido llevaba años sin entrar al interior del centro penitenciario y, por tanto, no tenía contacto con los internos, la Unidad Militar de Emergencias se ha personado esta mañana en la prisión para planificar la desinfección que tendrá lugar en las próximas horas.

Con su fallecimiento, ya son dos las muertes por el Covid-19 en el ámbito penitenciario. La primera víctima mortal fue una interna del Centro Penitenciario Madrid VII. Se contabilizan, además, 87 casos positivos, 81 son trabajadores, 6 internos de las prisiones de Madrid V, Madrid VII y Álava.