La portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, Adriana Lastra, acudirá este miércoles al Pleno monográfico sobre el coronavirus interrumpiendo así la cuarentena que anunció el pasado viernes tras el positivo por Covid-19 que había dado uno de sus colaboradores.

Noticias relacionadas

Entre los asistentes, según han confirmado a Efe las direcciones de los grupos, figurarán la portavoz parlamentario de Vox, Iván Espinosa de los Monteros.

Tanto Lastra como Espinosa de los Monteros pasaron casi toda la semana pasada en cuarentena por haber estado en contacto con casos positivos, pero como el periodo de reclusión está llegando a su fin y no han presentado síntomas, han decidido acudir.

Fue el pasado viernes, al día siguiente de haber asistido en el Congreso a la Junta de Portavoces, cuando Lastra anunció que se había impuesto una cuarentena en Madrid tras tener conocimiento de que uno de sus colaboradores, con el que había mantenido contacto en los días previos, había dado positivo en coronavirus. Entonces la diputada asturiana detalló que no presentaba síntomas de los producidos por el Covid-19 pero que. siguiendo las recomendaciones que se estaban haciendo a todos los ciudadanos, había decido aislarse "por responsabilidad". De hecho, en estos días difundió mensajes en redes sociales recomendando a los madrileños quedarse en casa y no irse "al pueblo".

Así será la sesión

La sesión de este miércoles básicamente se estructura en una intervención inicial del presidente, sin límite de tiempo, y en un posterior debate con discursos de los portavoces parlamentarios de 15 minutos. Podrá contestar Sánchez y podrán replicar nuevamente los portavoces, aunque entonces por cinco minutos.

El reglamento del Congreso, artículo 70.2, establece que los discursos serán presenciales, pero dadas las circunstancias y con la finalidad de evitar contagios (en la Cámara los ha habido), algunos grupos transmitieron a la presidenta de la Cámara, Meritxell Batet, la conveniencia de marcar unos estándares de asistencia.

La líder y portavoz parlamentaria de Cs, Inés Arrimadas, incluso sugirió que el pleno del miércoles se hiciera por canales telemáticos. Sin embargo, esa opción no está prevista en el reglamento del Congreso y Batet así se lo comunicó a la diputada catalana.

Por tanto, los componentes de la Mesa y las direcciones de los grupos buscaron una fórmula para fijar el número de las delegaciones.

Había que evitar supuestos como que un grupo con menos escaños tuviera más diputados en el hemiciclo que otro grupo con más diputados. Ésta, de hecho, fue la advertencia del portavoz de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, según han señalado a Efe fuentes conocedoras de las conversaciones que se produjeron este lunes.

La fórmula que se acordó consistió en delimitar la representación de los grupos que tuvieran más de un escaño a un cinco por ciento del total de diputados.

Se han contemplado dos excepciones, las del Grupo Plural y el Mixto, pues irán dos representantes de cada uno debido a la heterogeneidad de siglas políticas que los forman.

Por tanto, y teniendo en cuenta dichas excepciones, irán seis diputados del PSOE, cinco del PP, tres de Vox, dos de Unidas Podemos, y uno de ERC, Cs, PNV y EH Bildu.

Asimismo, de la Mesa irán como mínimo tres integrantes: la presidenta, un vicepresidente y un secretario. La suma, por tanto, deja la asistencia al pleno de en la treintena, una situación sin precedentes tratándose de una sesión plenaria.

Junto a Sánchez es probable que estén algunos ministros, por lo que la cifra crecerá ligeramente.

Sigue las últimas noticias en directo sobre el coronavirus en EL ESPAÑOL.

Información sobre el coronavirus: