Ciudadanos toma distancias respecto al Partido Popular y Vox y ha propuesto que la Asamblea de Madrid debata una iniciativa para que la Cámara regional inste al Gobierno central a reformar el Código Penal para que "casos como el La Manada" sean tipificados como violación. 

Noticias relacionadas

El texto, presentado como una Proposición No de Ley, pide que se proceda a la modificación del Título VIII del CP, en concreto los delitos contra la libertad e inmunidad sexuales, "con el fin de que la repulsa social a las agresiones sexuales múltiples se convierta en realidad y tenga su reflejo social".

Ciudadanos insiste en el lema de "no es abuso, es violación" y en el "no es no", al explicar que también es violación "si la persona no está en condiciones de dar su consentimiento", como ocurre en algunos casos, como estar ebria, dormida, bajo los efectos de los estupefacientes o mentalmente incapacitada. 

Esta petición de la formación naranja coincide plenamente con la nueva Ley contra las violencias sexuales que está elaborando el Ministerio de Igualdad de Irene Montero y que verá la luz en las próximas semanas. En ella, se contempla el agravante de violación en grupo y se elimina la consideración de que estas agresiones estén tipificadas como abuso. 

Las violaciones aumentan un 11,7% en Madrid

En la PNL, Ciudadanos explica que "la violencia sexual en sus múltiples manifestaciones constituye una forma de discriminación y una vulneración de derechos humanos, cuyas secuelas, físicas y psicológicas, en algunos casos, pueden persistir de por vida". Para reafirmar esto, presentan una serie de datos de la última Memoria de la Fiscalía Superior de Madrid que arroja que durante 2018 el número de incoacciones por delitos contra la libertad sexual aumentó un 14% respecto a 2017. Además, hubo 598 agresiones sexuales (un 6,8% más) y 1.005 abusos sexuales (un 28% más). Las violaciones también se han incrementado de forma considerable: un 11,7% respecto a 2017.

Ante esto, Cs no solo plantea un cambio legal, también propone impartir formación específica en delitos sexuales a abogados de los Colegios de Madrid y Alcalá de Henares, que se informe a agentes y personal sanitario sobre los recursos específicos con los que cuentan y elaboración de folletos informativos y cartelería para los espacios donde puedan acudir las víctimas.

También proponen que el teléfono 012 Mujer se convierta en un teléfono directo, sin pasar por el desvío de la llamada al 012 como ocurre a día de hoy y que esté atendido por psicólogos especializados en violencia de género y violencia sexual.