El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, sigue sin aclararse en lo que respecta a la posición del Ejecutivo frente al conflicto que vive Venezuela. En una respuesta parlamentaria a preguntas de los diputados de Ciudadanos Marcos de Quinto y Marta Martín, el Gobierno se abre ahora a ampliar el número de altos cargos de Nicolás Maduro sancionados por la Unión Europea.

Noticias relacionadas

En plena polémica por la presencia de la número dos del régimen bolivariano, Delcy Rodríguez, en el aeropuerto de Barajas, Sánchez explica que está dispuesto aumentar el número de dirigentes de Venezuela sancionados por su complicidad con la represión y la violación de los Derechos Humanos en el país, que por el momento se sitúa en 25.

Por otra parte, y en la misma respuesta, el Ejecutivo explica su intención de ofrecer España como lugar de encuentro para la próxima reunión del Grupo Internacional de Contacto para fomentar un diálogo entre el régimen de Maduro y la oposición venezolana.

Maduro afirmaba este viernes que España es un "país amigo" con el que cuenta para buscar una solución al conflicto en el que está sumida la nación. Otros gobiernos a los que el líder bolivariano ha llamado para conformar un grupo de países dispuestos a favorecer un diálogo entre el régimen y la oposición son Argentina, México o Rusia

Postura previa

La respuesta está fechada el pasado 11 de febrero, aunque la posición de Sánchez ya se materializó previamente en Bruselas a través de la ministra de Exteriores, Arancha González Laya. Las palabras de González se produjeron durante la gira europea del presidente encargado de Venezuela Juan Guaidó.

"Por lo que respecta a las sanciones, España se ha mostrado favorable a la ampliación de personas sancionadas en el marco del régimen de la UE para Venezuela", indica el Ejecutivo en su escrito de respuesta, que ha sido adelantada por Vozpópuli y a la que también ha tenido acceso este periódico.

Lío con Venezuela

Los líos con el país caribeño parecen que no han hecho más que empezar. Aunque en el escrito el Gobierno manifiesta su "pleno respaldo" a Guidó como presidente interino de Venezuela, tan sólo un día después el propio Sánchez rebajó su categoría a "líder de la oposición" durante la sesión de control al Gobierno.

La manera de referirse a Guaidó de Sánchez dista mucho de la empleada el 4 de febrero de 2019 cuando proclamó un reconocimiento de mucha más altura para Guaidó. "El Gobierno de España anuncia que reconoce oficialmente al presidente de la Asamblea de Venezuela, al señor Guaidó Márquez, como presidente encargado de Venezuela", dijo entonces.

Además, durante la citada gira europea, Guaidó se reunió con diferentes líderes comunitarios como Emmanuel Macron, Angela Merkel o Boris Johnson. Pero cuando llegó a Madrid no fue recibido por el presidente del Gobierno, si no por Rodríguez Laya. Y el encuentro no se produjo en el Ministerio de Exteriores, sino en la Casa de América, una institución cultural, por "cuestiones de logística", según el Gobierno.