El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha defendido este sábado circunscribir la mesa de diálogo a la "raíz del conflicto político" en Cataluña, y dejar cuestiones relacionadas con la financiación y las infraestructuras, entre otras, en manos de las comisiones bilaterales.

Noticias relacionadas

"¿Diálogo? Siempre. ¿Negociación? A punto, pero negociación real, donde hablemos de lo que es la raíz del conflicto político en Cataluña, que va de democracia, de derechos fundamentales y de ejercicio de soberanía", ha dicho en un discurso en el acto 'A punt' de JxCat en Barcelona, con los seis consellers de JxCat y el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont.

Ha insistido en que en la mesa de diálogo debe haber un relator: "Porque el Parlament de Catalunya lo votó con los votos de ERC, JxCat y la CUP, y el presidente del Govern se debe a lo que votó el Parlament". 

"Lo que tenemos que defender ahora es el ejercicio del derecho a la autodeterminación y el fin de la represión desde dos vertientes: por un lado la amnistía, por otro lado la desjudicialización. Y ahora se le añade otro punto, que tendremos que trasladar en la próxima reunión: este diálogo se tiene que hacer con un mediador", ha asegurado Torra.

Para el presidente catalán, esto se debe hacer así porque "el Parlament votó con los votos de ERC, JxCat y la CUP que lo hiciéramos, y el presidente del país se debe a su Parlament".

Torra ha hecho referencia también a las 44 medidas planteadas por Sánchez para Cataluña pero ha delegado su discusión a la comisión bilateral, donde se debe tratar para "el conflicto político", que no es otro que el derecho a la autodeterminación.

"Nosotros no fallaremos"

Por otro lado, en su intervención por videoconferencia, Puigdemont ha erigido a JxCat como una fuerza que está "a punto" para encarar los retos de futuro: "Nosotros no fallaremos".

Carles Puigdemont interviene por videoconferencia desde Waterloo en el acto de JxCat en El Born de Barcelona. Efe

"Somos ahora mismo una fuerza indispensable e inevitable para todo aquel que quiera hacer política desde el realismo y la eficacia. Porque no hay nada más alejado del realismo y de la eficacia que pretender borrar de la ecuación a una parte muy importante del independentismo y la sociedad catalana", ha remachado.

Los posconvergentes también han sacado pecho del acuerdo de presupuestos, unas cuentas que han dicho que aprobarán por "responsabilidad", y han arremetido contra el "independentismo pragmático" de los republicanos, expresión que da nombre precisamente a un libro sobre el vicepresidente catalán y coordinador nacional de ERC, Pere Aragonès, de la periodista y politóloga Magda Gregori.

"El supuesto independentismo práctico no tiene nada de práctico. (...) Los auténticos éxitos han venido desde el exilio", ha remarcado la líder de JxCat en el Ayuntamiento de Barcelona, Elsa Artadi, que ha agregado que nunca se debería haber permitido que la Junta Electoral Central (JEC) "violase al Parlament" e inhabilitase como diputado a Torra.

"La unidad del independentismo"

Por otro lado, la líder de los posconvergentes en el Congreso, Laura Borràs, ha elogiado el "trabajo" de Torra en favor de "la unidad del independentismo", que, a pesar de haber "constatado" que el Govern está "roto" y la legislatura "acabada", ha decidido avanzar para aprobar los presupuestos.

"Con Pedro Sánchez no sabemos a quién tenemos delante. Con Quim Torra, sí", ha aseverado en su intervención, en la que ha arremetido contra las propuestas que Sánchez ha hecho para Cataluña, una lista de la que ha dicho que tiene "un tufo colonial" y a la que ha indicado que podrían responder con una lista de "heridos y mutilados" por las cargas policiales.

También ha arremetido contra Sánchez el conseller de Territorio, Damià Calvet: "Cuando quiera hablar de Cercanías, que antes empiece pidiendo perdón a los miles de usuarios que las sufren cada día".