El vicepresidente de la Generalitat y coordinador nacional de ERC, Pere Aragonès, ha asegurado este sábado que los independentistas republicanos no tienen nada que pactar con partidos "como el PSC, que se autoexcluyen de grandes consensos que sirven para avanzar", como la autodeterminación o los Presupuestos, a su entender.

En el discurso de apertura del 62º Congreso Regional de ERC Barcelona, ha criticado que "el nuevo partido conservador, que es el PSC, tiene una actitud conservadora, de bloqueo", y ha mantenido que los socialistas tienen prisa por aprobar todos los presupuestos salvo los de Cataluña.

Por contraposición, ha definido como un partido de consensos a ERC, que "hace posible aquello que era imposible", como los Presupuestos de la Generalitat, la mesa de diálogo bilateral con el Gobierno o el reconocimiento por parte de las instituciones del Estado de que el conflicto catalán es político, en sus palabras.

Aragonès ha criticado que los socialistas catalanes no apoyen los presupuestos presentados esta semana en el Parlament y que él mismo, como conseller de Economía, ha negociado con los comunes.

El PSC ha censurado esta semana que el presidente de la Generalitat, Quim Torra, haya dado por finiquitada la legislatura sin señalar todavía la fecha de las elecciones, a la espera de que antes se aprueben las cuentas catalanas en el Parlament.

Tras advertir de que el PSC se "autoexcluye" de los "grandes consensos" de la política catalana, como a su juicio son los presupuestos o la reivindicación de la autodeterminación, Aragonès ha dicho que ERC "no tiene nada que pactar" con los socialistas tras los futuros comicios.

Y, en este sentido, ha avisado: "ERC es honesta y ERC tiene palabra"En cambio, los socialistas, según Aragonès, "lo que hacen es subordinar los intereses del país y de la ciudadanía a sus intereses electorales". 

"No es quien grite más"

Pere Aragonès ha avisado, tras el desencuentro entre los republicanos y JxCat que llevará a un adelanto electoral, que "la independencia no la hace quien grita más alto o se da golpes más fuertes en el pecho, sino quien consigue más independentistas".

El hombre fuerte de ERC ha pedido que el independentismo supere el 50% de los votos en las próximas elecciones catalanas para poner estos resultados "sobre la mesa de negociación" entre gobiernos y que los poderes del Estado "se lo encuentren ahí delante".

"Que vean que la ciudadanía de Cataluña quiere ser un Estado independiente. Porque la independencia de Cataluña es la mejor herramienta para construir un futuro de dignidad para nuestros hijos e hijas", ha afirmado.

Aragonès ha sostenido, aludiendo de forma velada a JxCat, que "la independencia no se consigue paralizando, se consigue avanzando", y ha reivindicado que los republicanos hayan logrado "forzar al Estado" a sentarse en una mesa de negociación y a reconocer la naturaleza "política" del "conflicto" catalán.

Ha reivindicado asimismo el rol de "rótula" que juega ERC en la política catalana después de que los presupuestos de la Generalitat para 2020 hayan reunido el consenso de fuerzas ideológicamente alejadas unas de otras, como los comunes y JxCat.