El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, ha cargado este viernes contra el Gobierno de coalición por su rechazo al 'pin parental' y ha afeado las declaraciones de la ministra de Educación, Isabel Celaá, al defender que "los hijos no pertenecen a los padres".

Noticias relacionadas

"Mis hijos son míos y no del Estado, y lucharé para que este gobierno radical y sectario no imponga a los padres cómo tenemos que educar a nuestros niños. Saquen sus manos de nuestras familias", ha escrito el líder del PP en su cuenta personal de Twitter.

Casado ha cargado así contra la ministra de Educación por defender que el 'pin parental' es contrario al "derecho fundamental y constitucional" de toda persona, "desde su nacimiento", a ser educada. "No podemos pensar de ninguna de las manera que los hijos pertenecen a los padres", ha añadido en la rueda posterior al Consejo de Ministros.

El presidente del PP viajará el próximo domingo a Murcia para participar en un acto con alcaldes de toda España bajo el lema 'Gobiernos por la libertad' en medio de la polémica por el 'pin parental' después de que el Gobierno de Pedro Sánchez haya remitido a la Consejería de Educación de esta región un requerimiento para eliminar este sistema de autorización expresa de los padres para la participación de sus hijos en actividades complementarias.

En concreto, el Ejecutivo de Sánchez pide a Murcia, región gobernada por PP y Ciudadanos, que proceda a la retirada de las instrucciones enviadas a sus centros educativos a principio de curso para que informaran a las familias de las "actividades complementarias" previstas en clase para que decidieran la asistencia de sus hijos.

"Se dan cuenta ahora"

Desde el PP, su secretario general, Teodoro García Egea, ha defendido que el 'pin parental' funciona en la Región de Murcia con "normalidad" desde hace "ocho meses" sin generar "ninguna queja", y ha acusado al PSOE de estar ocupado "abriendo embajadas en el exterior con (Quim) Torra y (Carles) Puigdemont" para que "se haya dada cuenta ahora".

Según el 'número dos' del PP, se trata de algo "lógico" y "normal" que forma parte del "compromiso" del PP de "garantizar la libertad de los padres" en cuestiones "morales" impartidas por "personal ajeno" a los centros educativos.

"Vamos a rechazar el adoctrinamiento y apoyar la libertad de los padres para que elegir la formación moral, y por su supuesto, la religiosa", ha dicho este viernes en rueda de prensa tras una reunión con los consejeros de Hacienda del Partido Popular en su sede nacional de Madrid.

El 'pin parental' es una medida que Vox ha exigido a los gobiernos de Andalucía y Murcia, ambos formados por PP y Ciudadanos, para dar su apoyo a los presupuestos de ambas comunidades para 2020. Esta semana, el Ejecutivo murciano ha firmado un acuerdo con la formación de Santiago Abascal que incluye implantar esta medida.

En la Comunidad de Madrid, Vox también ha puesto el 'pin parental' como condición para apoyar los presupuestos, algo que rechazó su presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, del PP. "No lo vamos a implantar", dijo en noviembre.