La hasta ahora ministra de Justicia, Dolores Delgado, ha eliminado su cuenta en la red social Twitter tras conocerse la propuesta del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para que sea la nueva fiscal general del Estado.

Noticias relacionadas

"Esta cuenta no existe. Intenta hacer otra búsqueda", notifica la red social en el perfil que durante años ha tenido abierto Delgado y que ha utilizado durante todo su mandato como ministra de Justicia, donde ha resaltado la labor de su equipo ministerial. En él aseguraba que tenía "alma de fiscal".

Uno de sus últimos tuits fue el publicado el pasado miércoles, en el que aseguraba que fue "un honor y un privilegio actuar como notaria mayor del Reino -facultad que ostentaba como ministra de Justicia- en el acto de promesa" de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno ante Su Majestad el Rey. Todos estamos de enhorabuena porque se abre una etapa de esperanza, optimismo y progreso para nuestro país".

Se da la circunstancia de que este mismo lunes se ha conocido la noticia de que el Consejo de Ministros aprobará este martes la propuesta de nombramiento de Delgado como nueva fiscal general del Estado en sustitución de María José Segarra.

El CV de Delgado

Hasta su entrada en el Ejecutivo, Delgado ejercía de fiscal coordinadora contra el yihadismo en la Audiencia Nacional. Ingresó en dicho órgano en 1993 y desde entonces su labor se centró en la lucha contra el narcotráfico, el crimen organizado y el terrorismo etarra y, posteriormente, yihadista, en el que se especializó tras los atentados del 11 de marzo de 2004 en Madrid.

Durante su etapa como fiscal, Delgado ya era una usuaria habitual de Twitter, donde se definía como "fiscal de profesión... y de vocación" para añadir que cree "firmemente en la jurisdicción universal". Aunque entonces hacía un uso personal de la red social, y no como representante del Ministerio Público o como portavoz de la Fiscalía en la Audiencia Nacional, alguno de sus mensajes generaron cierta polémica.

Uno de ellos fue el que escribió hace dos años y medio coincidiendo con la declaración como testigo en el juicio de la Gürtel del expresidente Mariano Rajoy. "Insoportable esta corrupción sistémica. Lo de hoy ha sido patético, triste e indignante", escribió en la red social tras concluir dicha declaración.

También causó cierto enfado en el Ministerio ocupado en esa época por Rafael Catalá otro mensaje de Delgado, en el que calificó de "chapuza" el sistema de tramitación telemática Lexnet tras un agujero de seguridad detectado en el sistema el verano de 2017.