La situación del 22 de mayo de 2019 no fue la primera en la historia en la que un diputado con discapacidad se veía obligado a ser protagonista. Si el representante popular no puede ir a la urna, que la urna vaya a su escaño. Y fue así como Pablo Echenique se estrenaba como diputado, ubicado en el gallinero del Hemiciclo, y lejos de sus compañeros políticos. Pero ahora que Podemos lo ha designado portavoz parlamentario del Grupo Confederal de Unidas Podemos- En Comú Podem-Galicia en Común, la cosa se pone seria.

Noticias relacionadas

Echenique defenderá las proposiciones de ley de los morados, las enmiendas y mociones principales con las que los de Pablo Iglesias buscarán marcar perfil propio y no quedar desdibujados como simple muleta del socialista Pedro Sánchez.

Pero, ¿cómo lo hará si no puede bajar las escaleras desde su asiento, si no puede subir los escalones a la tribuna? Las fuentes oficiales consultadas en Unidas Podemos no daban respuesta a estas preguntas, como ya hacían el pasado mayo. Pero lo cierto es que en privado siguen calificando como "vergonzoso" que no se haya aprovechado este verano para acometer las obras necesarias en el edificio del Congreso.

Pablo Echenique, junto a los diputados autonómicos Maru Díaz y Nacho Escartín, en las Cortes de Aragón. Cortes de Aragón

En sus años como líder de Podemos en Aragón, Echenique era diputado autonómico y líder del grupo parlamentario. Las Cortes Generales de la región sí estaban adaptadas arquitectónicamente y, como se aprecia en las imágenes que acompañan esta información, podía subir a la tribuna de oradores y sentarse junto a sus compañeros parlamentarios. Antes que él, la campeona paralímpica Teresa Perales había sido diputada por el PAR desde el año 2003 hasta 2006. Fue entonces cuando se acometieron las obras en el Palacio de La Aljafería, sede parlamentaria regional.

El actual secretario de Acción de Gobierno de la formación de Iglesias ejercerá como líder de las actividades de las estrategias e iniciativas de los 35 diputados que componen el Grupo, presidirá sus reuniones y por él pasará la coordinación con el primer Gobierno de coalición de la historia de la democracia española. La labor no es pequeña, como demuestra el documento de hasta 20 puntos hecho público este miércoles, el protocolo de funcionamiento, coordinación, desarrollo y seguimiento del calificado por la oposición como pacto del insomnio.

Pablo Echenique, en la tribuna de oradores de las Cortes de Aragón. Cortes de Aragón

Serán muchas reuniones las que deberá presidir, subiendo y bajando ascensores que comunican las diferentes estancias del Palacio de las Cortes, cuya accesibilidad arquitectónica no está preparada para la circunstancia. Algunas voces han alegado que el edificio histórico de la Carrera de San Jerónimo es una obra emblemática del neoclasicismo español, y que las obras podrían afectar a su valor histórico. Sin embargo el ejemplo de las obras en La Aljafería en Zaragoza, un palacio fortificado de estilo mudéjar que data del siglo XI y ha sido elevado incluso a Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, desactivaría esa justificación.

Reglamentación y visibilidad

En Podemos creen que la circunstancia de que nada más que haya un diputado con diversidad funcional -sólo el tercero que precisa de una silla de ruedas para desplazarse desde la constitución del primer Parlamento en 1977- no es excusa para no haber abordado con previsión esta posibilidad. Y más tras la experiencia de la legislatura fracasada nacida de las elecciones del 28-A y acabada a finales de septiembre de 2019. "Es un diputado más, y en enero de 2020 esto debería estar previsto", explican las fuentes consultadas.

Lo cierto es que para funcionar efectivamente como grupo parlamentario, los diputados deben ocupar sitios contiguos -a lo que tienen derecho, según el artículo 55 del Reglamento del Congreso-. Pero es que una vez visualizado este debate público, el asunto supondrá para Podemos una nueva conquista de la formación con más interés por "visibilizar la diversidad" de este país.

Si la anterior legislatura no hubiera fracasado, en Podemos ya advertían de que Echenique habría defendido iniciativas de su grupo "desde la alfombra". Así se le vio la semana pasada, y así seguirá siendo hasta que la Presidencia de la Cámara encargue las obras... como, de hecho, reclamarán las políticas sociales del nuevo vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias.

Los ministros Valerio, Maroto, Planas y Ribera, por detrás de Pablo Echenique durante los debates de la sesión de investidura de Pedro Sánchez en el Congreso. Efe

De hecho, algunas fuentes parlamentarias del PP se quejaron durante el debate y la votación de investidura de que Echenique estaba ubicado en la alfombra central del Hemiciclo, y no en el gallinero esta vez, acaparando tiro de cámara por delante incluso de los ministros del banco azul. Magdalena Valerio (Trabajo), Reyes Maroto (Industria), Luis Planas (Agricultura) y Teresa Ribera (Transición Ecológica) quedaban por detrás del nuevo portavoz morado en la Cámara.

Y es que ya hubo un par de diputados usuarios de silla de ruedas en el Congreso, los dos del PP, pero nada se hizo ni ellos hicieron causa de su condición. Concretamente, en la pasada legislatura, Ignacio Tremiño -elegido por Valladolid- y Francisco Vañó -que sustituyó a María Dolores de Cospedal cuando ésta dimitió de su escaño-. El ser ambos del Grupo Popular facilitó su ubicación en "el gallinero", al ser éste uno de los grandes -que llenan de arriba abajo las filas del Congreso- y no ser ellos dirigentes del mismo, sino diputados rasos.