A la espera del dictamen de la Abogacía del Estado sobre la inmunidad de Oriol Junqueras, el Gobierno pide calma y prudencia. Y aclara que "aún" hay tiempo para presentar un contenido que desconoce "por completo". "La Abogacía está haciendo un estudio profundo y decidirá con criterios técnicos", ha afirmado la portavoz del Ejecutivo, Isabel Celaá, en el último Consejo de Ministros del año, sin presencia de Pedro Sánchez.

Noticias relacionadas

Por si acaso, va preparando el terreno a lo que pueda venir: "La sentencia afirma que tiene inmunidad como europarlamentario y, por tanto, ese cambio doctrinal requiere un estudio profundo", ha insistido dejando entrever que la Abogacía agotará el plazo para presentar su escrito, que acaba el 2 de enero.

Celaá ha explicado que la Abogacía del Estado "tiene un avalada trayectoria de  solvencia" y que el dictamen es complejo porque "el TJUE ha cambiado la doctrina". "Esa sentencia ha cambiado la doctrina para toda Europa y eso supone estudiar cómo aplicarla y en eso está la Abogacía del Estado y, entiendo, que todos los servicios jurídicos, incluido el Supremo", ha continuado. 

El Gobierno ha evitado responder si el contenido de la sentencia del TJUE le ha sorprendido pero ha defendido que la Abogacía "esté utilizando los tiempos dados por el Supremo" frente a la rapidez de la Fiscalía, que presentó sus alegaciones a la sentencia europea hace ya cinco días. "Vamos a esperar a ver si el lunes lo conocemos", ha emplazado. 

Suplicatorio de Junqueras

Lo que sí ha dejado claro Celaá es que el grupo socialista en la Eurocámara "no tiene en este momento criterio" sobre un eventual suplicatorio de Junqueras. A la pregunta de si es posible solicitarlo para alguien que ya ha sido condenado en firme, si existe un suplicatorio para revisar una condena, o si habría que anular la condena, se ha limitado a decir: "Hay juristas que piensan que sí y juristas que piensan otra cosa".

Sobre la no comparecencia de Pedro Sánchez tras el último Consejo de Ministros de 2019, Celaá ha explicado que "estamos en medio de una negociación con ERC y no ha acabado el partido y, por tanto, no tenemos un Gobierno formado". Sobre la fecha de investidura, ha evitado hacer referencia a ella y ha remarcado "la necesidad de tener un Gobierno" frente al "bloqueo" y en mitad de unas negociaciones que continúan lejos de los focos y de las confirmaciones oficiales. 

En este sentido, Celaá ha intentado despejar el fantasma de unas terceras elecciones sin mencionar apenas los días previos y posteriores a Reyes como posible fecha para la investidura de Pedro Sánchez . "Esperamos que la negociación dé un resultado positivo tan pronto como sea posible", ha dicho. 

Sin subida de pensiones ni SMI, promesas de Sánchez

Además de no comparecer ante los medios para hacer balance ante la prensa, y convertirse en el primer presidente que no lo hace desde 2011, Sánchez ha incumplido su promesa electoral. El Gobierno en funciones no subirá las pensiones con el IPC y que se mantendrán congeladas hasta que se conforme Gobierno.

"La revalorización de las pensiones se hará al 0,9% habida cuenta que ese ha sido el dato del IPC en el momento preciso que se configure el Gobierno", ha explicado Celaá. De esta forma, el Ejecutivo ni tan siquiera incrementará las pensiones el 0,25% que está recogido en la ley. 

La ministra portavoz ha recordado que las pensiones están recuperando poder adquisitivo gracias a la subida del 1,6% que se aprobó para 2019 y ha dejado claro que la subida del 0,9% tendrá carácter retroactivo al 1 de enero de 2020 una vez se apruebe.

Celaá ha reconocido que tanto la subida de las pensiones como del salario mínimo tiene "mucho interés social" y ha asegurado que espera que haya una respuesta práctica en ambas materias en beneficio de la gente "muy pronto".  "El compromiso del Gobierno fue la subida de las pensiones en relación con el IPC y este es el 0,9% y, en relación con el SMI, en nuestra propuesta electoral se incluye la subida de este al 60% del salario medio en España, como indica la carta social europea, en una legislatura", ha dejado claro Celaá.