Son pocas, concretas y claras las tesis que defiende el presidente del Partido Popular, Pablo Casado, con respecto a la investidura del candidato designado por el Rey. Y parece que cala en su electorado, puesto que sus votantes afirman tener los mismos deseos sobre el devenir político de España que su líder, según refleja el último sondeo de SocioMétrica para EL ESPAÑOL

Noticias relacionadas

El 68,8% de quienes optaron por la papeleta azul el pasado 10-N prefiere que Sánchez pacte con los populares y Cs antes de que se abstenga ERC o haya una nueva convocatoria electoral. Pero en el caso de que la negociación entre los socialistas y ERC fracasara, y el PSOE rompiera con Unidas Podemos, el 62,5% no cree, ni por ésas, que el PP deba facilitar la investidura de Sánchez.

Es decir: favorecer la gobernabilidad de España mediante pactos de gobierno, de legislatura o de Estado, sí; apuntalar un Ejecutivo del actual líder socialista, no.

Lo cierto es que la postura del PP era clara en este devenir político: un no. Rotundo, inamovible, sin medias tintas. En Génova ven el panorama bastante claro: el acuerdo de coalición entre las fuerzas de izquierda no se va a romper y, por eso, divagar sobre un posible acuerdo de investidura es estéril.

La gran coalición

El conjunto de los españoles, en cambio, no tiene tan claro qué es lo que prefiere para la formación del gobierno del país. Pero la tendencia sí que es paralela a la que vive el Partido Popular: la mayoría se decantaría por una gran coalición. En global: el 25,3% de los ciudadanos opta por la abstención de ERC; el 25,5%, por terceras elecciones, y el 47,4% por el pacto PSOE-PP-Cs.

Lo que también se conoce como vía 221, tal y como lo ha bautizado la portavoz de Ciudadanos, Inés Arrimadas, es la posibilidad favorita entre los electores de centroderecha. Quienes votan a Cs lo secundan en un 77,7%; los seguidores de Vox, en un 50,4%. También piensan así los abstencionistas en un 51,4%.

Los seguidores de Santiago Abascal se encuentran en la misma postura que los votantes de Pablo Casado. El 69,9% no cree que el PP deba facilitar la investidura ni siquiera en el caso de que Sánchez se divorciara de Pablo Iglesias. Ante esta tesitura, Ciudadanos se divide: el 50,3% cree que sí habría de hacerlo, pero el 42,4% piensa que no.

La postura de Casado

"Nadie en España entendería que el PP facilitara un gobierno con Podemos. Sería como pedirle a Pedro Sánchez que facilitara un gobierno del PP con Vox en la vicepresidencia", llegó a ejemplificar Pablo Casado tras reunirse con el candidato designado por Felipe VI.

Sin embargo, no todos son noes por parte de los populares. Sobre la mesa, hasta 11 ofertas de pactos de Estado para garantizar la gobernabilidad y llevar a cabo "una legislatura tremendamente exitosa para España". Siempre y cuando consiga ser investido, claro. Y la vía para lograrlo, según opina Casado, puede pasar por no depender de ERC y sin tener que llegar a la claudicación del PP: a través de Ciudadanos.

A sus ojos, existen aún dos alternativas. Una: un gobierno en solitario del PSOE con los apoyos que ya intentó en 2016 -Unidas Podemos y Ciudadanos-. Dos: un gobierno en solitario con apoyo de los partidos de izquierda y regionalistas, con la abstención de los de Arrimadas. "La responsabilidad del PP es darle salida al callejón en el que se encuentra Sánchez. Y tiene estas dos", detalla Casado cuando es preguntado por el tema.

Ficha técnica

Se han realizado 2.160 encuestas mediante panel online, entre los días 20 y 21 de diciembre, con posterior equilibraje muestral según cuotas de sexo, edad, provincia y situación laboral. Posteriormente, se han ponderado los resultados nacionales por recuerdo de voto en las elecciones del 10-N. La convergencia por interacción no cruzada para el total nacional es del 97%. El margen de error es <3%.