El empresario de Hinojares (Jaén) que fue detenido por abandonar, presuntamente, el cuerpo de un temporero que trabajaba para él en un centro de salud tiene pasado político. Concretamente, ligado a la derecha. Porque Francisco M.E., más conocido como Paco entre los suyos, es, en la actualidad, apoderado de Vox. Así actuó durante la última jornada electoral, la del 10-N.

Noticias relacionadas

Pero no es su única ligazón con la política. Tal y como ha desvelado la Cadena Ser, el jiennense llegó a formar parte de la candidatura del PP en este municipio para los comicios locales de mayo. Lo refleja el Boletín Oficial de la Provincia de Jaén. Paco, aunque apenas supere la treintena, posee un largo recorrido político en su localidad. Primero en el PP, y, ocho meses más tarde, en la formación liderada por Santiago Abascal.

Los hechos por los que Paco está siendo investigado tuvieron lugar el pasado sábado. El empresario, de 34 años, fue detenido el domingo y puesto en libertad. En la actualidad, se encuentra a la espera de declarar ante la autoridad judicial competente. Se le investiga por la presunta comisión de un delito contra los trabajadores

Sin contrato ni documentación

La Guardia Civil arrestó al investigado, dueño de una explotación agrícola en Pozo Alcón (Jaén) tras, presuntamente, abandonar el cadáver de uno de sus empleados en el centro de salud de la localidad. Según la Benemérita, el ahora fallecido, un joven marroquí de 31 años que llegó ya cadáver, fue llevado hasta el centro sanitario junto a otra persona. Se encontraba recogiendo aceituna en la finca sin que tuviera contrato de trabajo ni documentación en regla.

En el centro de salud pidió una camilla para tumbar al que supuestamente necesitaba asistencia médica y abandonó el lugar. Fue el médico el que señaló que el paciente estaba fallecido y que su muerte no se había producido en el centro de salud sino que ya había llegado cadáver. Tras dar aviso de lo ocurrido a la Guardia Civil, los agentes se hicieron cargo del otro inmigrante que acompañaba al fallecido mientras ponía en marcha el dispositivo para localizar a la persona que los había llevado al centro de salud.

Al parecer, según han indicado desde la Guardia Civil a Europa Press, el propietario de la finca los recogió de la calle esa misma mañana y se los llevó a trabajar en la recogida de aceituna. En el tajo, la víctima se desplomó y lo siguiente que se conoce es que el empresario supuestamente se deshizo del cadáver llevándolo al centro de salud.