El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha dejado claro este viernes que su formación defenderá que el Gobierno que aspira a conformar con el PSOE regule el mercado de los alquileres para "limitar" los precios "abusivos", así como la actualización de las pensiones al IPC.

Noticias relacionadas

Así lo ha asegurado en declaraciones a los medios antes de participar en el acto por el Día de la Constitución en el Congreso, tras defender que los artículos sociales como "cinturón de seguridad frente a la extrema derecha" de la Carta Magna deben ser "el eje de acción" de ese próximo Ejecutivo de coalición.

En concreto, Iglesias ha citado entre otros el artículo 37, "que dice que la vivienda es un derecho", y a continuación, ha dejado claras sus intenciones: "Nosotros vamos a defender que en el próximo Gobierno podamos regular el mercado del alquiler para limitar los alquileres abusivos".

En esta ocasión, Iglesias se ha tornado en defensor de la Carta Magna, un año después de acudir a los actos oficiales de la celebración del aniversario de la Carta magna junto a todo su grupo de Unidas Podemos con insignias reclamando la "República feminista" para España. El líder morado ha dejado que fueran sus socios catalanes de En Comú, personificados por Gerardo Pisarello -secretario primero de la Cámara Baja- os que reivindicaran el cambio de régimen.

Pisarello ha reivindicado el republicanismo de su formación y ha subrayado la necesidad de introducir cambios políticos "profundos" en la Constitución, pero al mismo tiempo ha llamado a defender la los aspectos "más sociales y garantistas" de la Carta Magna frente al "involucionismo" de la extrema derecha, en alusión a Vox, y de aquellos partidos autodenominados constitucionalistas que defienden posiciones "preconstitucionales".

En declaraciones a los periodistas antes del inicio del acto central del 41º aniversario de la Constitución en el Congreso, Pisarello ha señalado que la Constitución de 1978, que define a España como una Monarquía parlamentaria, es un texto abierto que "debe adaptarse a los tiempos que corren" para poder luchar "contra el racismo y el machismo, para blindar derechos, para avanzar en un sentido federal y plurinacional y para hacer frente a la emergencia climática".

En términos parecidos se manifestó luego Iglesias, reclamando que "la Constitución hay que abrirla". Para Pisarello, "estos cambios son necesarios", ha insistido el diputado de En Comú, quien sostiene que mientras éstos llegan, hay que respetar los contenidos más sociales del texto que permitan resolver "los grandes problemas de país".

Sistema fiscal progresivo

Iglesias, tras señalar que "el mejor antídoto contra la ultraderecha son los artículos sociales de la Constitución", ha comenzado a citar algunos de ellos, como por ejemplo, el artículo número 31 que habla de un sistema fiscal "que tiene que ser progresivo".

"El artículo 31 no se cumple y hay que hacerlo cumplir", ha enfatizado, antes de mencionar también el número 35, que defiende que "el trabajo es un derecho", y el 128, "el más patriótico" a su juicio, de la Constitución, porque dice "que toda la riqueza del país debería estar subordinada al interés social".

Las declaraciones de Iglesias se producen cuando Podemos y el PSOE se encuentran inmersos en la negociación del programa que regirá el Gobierno de coalición que aspiran a conformar, si el presidente en funciones, Pedro Sánchez, consigue los apoyos necesarios para sacar adelante su investidura.

"La Constitución, con sus límites y cosas mejorables, es un instrumento que a través de sus artículos puede servir para defender a las mayorías de nuestro país. Es muy importante que no hablemos tanto de la etiqueta de constitucionalistas y que hablemos de los artículos sociales de la Constitución, que tiene que ser ele eje del próximo Gobierno de España", ha reivindicado.