Los militantes de ERC han rechazado de forma rotunda facilitar la investidura de Pedro Sánchez si no hay una mesa de negociación sobre el "conflicto político" en Cataluña. El 94% de la militancia ha dicho 'no' a la investidura "en las condiciones actuales", avalando así la postura de la Ejecutiva.

Noticias relacionadas

"Ahora somos más fuertes para negociar", ha valorado la portavoz de ERC Marta Vilalta. "Es Pedro Sánchez quien debe de mover ficha y tomar una decisión. Mesa de negociación o investidura fallida", ha advertido tras anunciar los resultados. 

La consulta auspiciada por los dirigentes del partido la semana pasada ha contado con una participación del 70%. Los 13 diputados de ERC son esenciales para que el preacuerdo de Gobierno de coalición entre PSOE y Podemos salga adelante y los republicanos no ofrecerán esta vez una abstención "gratis" al presidente en funciones. 

La suma de los escaños de los partidos de Sánchez e Iglesias, que sería vicepresidente en el hipotético Ejecutivo de coalición, sólo suma 155, lejos de la mayoría necesaria para superar la investidura en primera o segunda votación. 

El PSOE se ha embarcado estas semanas en una complicada negociación a varias bandas para sumar los síes necesarios con partidos nacionalistas y regionalistas. El principal escollo es ERC, que ha subido el precio de la investidura desde que se diera a conocer la coalición exprés entre Sánchez e Iglesias. 

El vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonés, ha explicitado este domingo "cuatro condiciones" para esa mesa de negociación que los republicanos consideran "imprescindibles". Un calendario "claro" de acciones y garantías de cumplimiento de lo acordado, sinceridad "sin condiciones", que los dos gobiernos -catalán y español- se sienten a negociar "de igual a igual" y un "gesto inequívoco de compromiso" por parte del Ejecutivo central "cuanto antes, quizá antes de la investidura". 

PSOE y ERC se enfrentarán desde este martes a la negociación sobre la negociación que podría desbloquear la investidura. Ambos partidos ya han nombrado sendos equipos negociadores. Por parte de Ferraz, la portavoz parlamentaria Adriana Lastra capitaneará el equipo junto  Salvador Illa, secretario de Organización del PSC, y un tercero que no ha trascendido.

El diputado Gabriel Rufián liderará el equipo negociador de ERC junto a Marta Vilalta, portavoz del partido, y Josep Maria Jové, presidente del Consejo Nacional del partido.