Una semana después de las elecciones generales del 10-N, la plataforma de reflexión La España que Reúne ha lanzado un manifiesto donde pide a PSOE, PP y Ciudadanos una "colaboración constitucionalista y transversal" para evitar el Gobierno de coalición que han preacordado Pedro Sánchez (PSOE) y Pablo Iglesias (Unidas Podemos). 

Noticias relacionadas

El manifiesto, que se presentará la próxima semana, reúne ya más de 300 firmas, según ha podido saber este periódico. Entre ellas, la de destacadas figuras políticas como la del exprimer ministro francés Manuel Valls, uno de los impulsores de este club de pensamiento. Durante los próximos días, los organizadores irán recabando firmas, incluyendo no sólo a políticos sino también a personas de la sociedad civil, para expandir su mensaje.

Los firmantes piden situar "la política española en posiciones moderadas, alejada de los extremismos a los que el sectarismo nos ha llevado" y que el Ejecutivo no dependa de partidos independentistas. "La quiebra de consensos amplios sobre cuestiones de Estado entre los partidos políticos nacionales otorga ilusión y esperanza a los nacionalistas periféricos, haciendo para ellos creíble lo que es imposible".

Además de Valls, al manifiesto también se han adherido el fundador de Cs Francesc de Carreras, el exsecretario general del Partido Socialista de Euskadi (PSE) Nicolás Redondo Terrerosel expresidente madrileño Joaquín Leguina  o José María Múgica, hijo del socialista asesinado por ETA Fernando Múgica, que solicitó su baja del PSE tras publicarse una foto en la que la líder de los socialistas vascos, Idoia Mendia, aparecía cocinando junto al dirigente de Bildu Arnaldo Otegi. También está detrás de La España que Reúne la abogada del Estado Elisa de la Nuez, de la Fundación ¿Hay Derecho?, que concurrió en las listas de Cs en las pasadas elecciones europeas.

"Momento histórico"

"Tras años de tremendismo verbal, de exageraciones partidistas, debemos sosegar la vida política de España", pide el escrito, para demandar una "coalición de gobierno o pacto parlamentario". "Las formas para conseguir la concordia necesaria para que la democracia funcione correctamente pueden variar: coalición de gobierno o pacto parlamentario".

En cualquier caso, una suma de PSOE, PP y Cs que evite engordar las ambiciones de las formaciones nacionalistas, porque "la quiebra de consensos amplios sobre cuestiones de Estado entre los partidos políticos nacionales otorga ilusión y esperanza a los nacionalistas periféricos, haciendo para ellos creíble lo que es imposible".

"Lo importante es que [los pactos constitucionalistas] sirvan para fortalecer los consensos cristalizados en la Constitución de 1978", continúa el manifiesto.