La campaña de Más País para las elecciones del 10 de noviembre se financia con los microcréditos que el partido solicita a través de su página web, fondos que "van directamente al partido", según fuentes de la formación.

Noticias relacionadas

Ahora bien, Más País pide además "colaboración económica" para sus actividades. Las "condiciones generales" que debe aceptar el "colaborador" de Íñigo Errejón incluyen una letra pequeña que explica que, al entregar su dinero, establece una "relación" con Movimiento Ciudadano Madrid 2019 (MCM2019), pero curiosamente no con el partido. 

Esas condiciones aclaran que al "cumplimentar el formulario de alta" no se crea "condición legal de afiliado o simpatizante" ni se adquieren "derechos frente al partido". Y, según admiten fuentes oficiales de Más País, ese dinero no va directamente a la formación política -contrariamente a lo que sucede con los mocrocréditos- porque lo que se hace es "colaborar económicamente con Movimiento Ciudadano Madrid 2019", que se presenta, eso sí, como una "asociación vinculada al partido político Más País". 

Condiciones del microcrédito que solicita Más País con su asociación vinculada Movimiento Ciudadano Madrid 2019. E.E.

Legado de Más Madrid

Cuando Errejón decidió dar el salto a la política nacional el pasado 23 de septiembre con Más País y presentarse al 10-N, ya contaba con la estructura previa de Más Madrid, que incluía la asociación Movimiento Ciudadano Madrid 2019. Esta entidad fue constituida en septiembre de 2018, cuando Manuela Carmena decidió presentarse a la reelección como alcaldesa al margen de Ahora Madrid, la plataforma que compartía con Podemos.

Quienes optan por colaborar con Más País entregan su dinero a una asociación. Esos "donativos" tienen "la consideración de 'aportación privada', distinta de las cuotas de afiliados, adheridos y simpatizantes", al amparo de "lo dispuesto en el artículo 8 de la Ley Orgánica 8/2007 de 4 de julio sobre Financiación de los Partidos Políticos", según se aclara en la web de Más País.

El documento de estatutos registrado el 10 de septiembre de 2018 con el número 38448 definen a Movimiento Ciudadano Madrid 2019 como una asociación sin ánimo de lucro "de carácter civil" que es "responsable de las obligaciones que contraiga en todas las clases de actos y contratos de tráfico civil".

Por lo tanto, la asociación pantalla que Errejón utiliza para la financiación de su campaña electoral sí acepta créditos bancarios, como advierten sus estatutos. De hecho, el código ético de Más País también acepta donaciones de entidades. Por ello puede darse la paradoja de que un partido político que rechaza públicamente la vía bancaria para financiar sus campañas, acabe recibiendo dinero de una asociación que sí recurre a entidades de crédito para captar recursos.

Prisas y contradicciones

Fuentes internas de Más País confiesan que la operación con Carmena el pasado enero ya pilló a Errejón con el pie cambiado, y que hubo más prisa por montar la candidatura que las estructuras de la formación. Con la repetición de las generales habría ocurrido lo mismo.

Íñigo Errejón, junto a Rita Maestre, acepta su candidatura al 10-N en el auditorio de la UGT. EP

Errejón hizo bandera desde el principio de aspectos éticos heredados de Podemos, la formación que contribuyó a fundar y de la que fue responsable de Estrategia política, además de mano derecha de Pablo Iglesias. Por ello Más País asumió, como Podemos, que nadie cobrará más de tres Salarios Mínimos, y que el partido no se financiará a través de créditos bancarios "para no tener dueños, ni más deudas que con la gente".

Sin embargo, las aportaciones a Más País ya hemos visto que pasan por la asociación MCM2019, cuyos estatutos -a los que ha tenido acceso este periódico-, depositados en el Registro de Asociaciones de la Comunidad de Madrid, aclaran en su Capítulo VII que "los recursos para el desarrollo y funcionamiento de la Asociación se obtendrán", entre otras vías, "de préstamos concedidos por entidades de cualquier clase, tanto públicas como privadas".

A pesar de que no conste por escrito, las fuentes oficiales de Más País quieren aclarar que el hecho de que la asociación esté vinculada al partido, y registrada como tal en el Tribunal de Cuentas ya es suficiente para concluir que cumplirá las mismas normas que la formación política, esto es, "no aceptar créditos bancarios".

El logo de las papeletas de Más País para el 10-N