Hasta seis altos cargos de la Comunidad de Madrid han abandonado sus puestos en el primer mes y medio de Isabel Díaz-Ayuso como presidenta de la Comunidad de Madrid. Una cifra inusual en el arranque cuando el gobierno entrante es del mismo signo político que el anterior. 

Noticias relacionadas

El revuelo por las declaraciones en las que Díaz Ayuso se preguntaba si arderán iglesias "como en el 36" tras la exhumación de Francisco Franco del Valle de los Caídos, ha hecho que quedara en un segundo plano la última baja: el de la directora general de Educación Concertada, Becas y Ayudas al Estudio, Concepción Canoyra.

Desde el gobierno regional restan trascendencia a estos cambios y los atribuyen a la necesidad de adaptar la nueva estructura a la coalición que el PP ha conformado con Ciudadanos y a la búsqueda permanente de los "mejores perfiles". Lo cierto es que tres de los seis cargos salientes han tenido que dejar su puesto al verse salpicados por escándalos de corrupción.

Fuentes de la Comunidad aclaran que los dos primeros ceses deben atribuirse a la racionalización de puestos con la subsiguiente reducción de altos cargos que pactaron PP y Ciudadanos en su acuerdo de gobierno.

Los seis nombres

1.- El primer alto cargo en dejar su puesto fue Fernando Prats, director del área de Ordenación y Control del Juego. Fue el 28 de agosto, nueve días después de la toma de posesión de Díaz Ayuso, que decidió suprimir esa dirección y traspasar sus competencias desde Hacienda a la Consejería de Justicia.

2.- A Prats le siguió, dos día después, Rosario Rey García, directora general de Economía de Gobierno y presidenta de Avalmadrid. Su cese coincidió con el escándalo que rodea a esta entidad por prestar 400.000 euros a MC Infortécnica SL, empresa propiedad de un 25% de los padres de Isabel Díaz Ayuso. Según fuentes oficiales de Presidencia de la Comunidad de Madrid, la salida de rey se debe atribuir a la supresión de la Dirección General de estadística, asumida por la Consejería de Economía.

3.- El tercero en salir fue Francisco Lobo, secretario general técnico de la Consejería de Sanidad. Su cese inició la carrera de casos polémicos el 3 de septiembre, el mismo día que la Audiencia Nacional le imputó por la presunta financiación irregular del PP de Madrid, por el caso Púnica. En la misma causa se imputó también a las expresidentas de la Comunidad de Madrid Esperanza Aguirre y Cristina Cifuentes, así como al expresidente Ignacio González. 

4.- El caso más llamativo es el de la expresidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo, Ángeles Pedraza, que tuvo tres puestos en dos semanas, todo un récord. A finales de agosto, la expresidente de la AVT fue nombrada comisionada para la Atención de las Víctimas; sin embargo una semana después, el 3 de septiembre, fue cesada y nombrada comisionada del Gobierno para la Cañada Real Galiana. Siete días más tarde, el Ejecutivo de Díaz Ayuso la relevó del cargo y pasó a ser gerente del Organismo Autónomo Madrid 112, con un sueldo mínimo de 93.855 euros anuales. 

5.- El 24 de septiembre, Raúl López Vaquero, que había sido nombrado comisionado del Gobierno regional para la Cañada Real en sustitución de Ángeles Pedraza, renunció al puesto "por motivos personales".

6.- El último cese ha sido el de Concepción Canoyra, la directora general de Educación Concertada, Becas y Ayudas al Estudio, tras demostrar el diario ABC que plagió su tesis doctoral.