Más País ha presentado oficialmente, ante la Junta Electoral Central, quiénes serán sus socios. Así, y siguiendo la tónica con la que anunciaron que darían el salto a las elecciones generales, Errejón y los suyos han optado por provincias que reparten 7 o más diputados, con la excepción de Castellón, que concede 5 escaños.

Noticias relacionadas

Son La Coruña, Alicante, Asturias, Cádiz, Castellón, Granada, Madrid, Málaga, Murcia, Las Palmas, Pontevedra, Santa Cruz de Tenerife, Sevilla, Valencia, Vizcaya y Zaragoza. Lo harán de la mano de Equo, Compromís y la Chunta Aragonesista. Unidas Podemos consiguió representación en el 28-A en todas las provincias, pero en ninguna de ellas, salvo Madrid, que otorga hasta 37 puestos, tuvieron más de 2 sillones. 

En estas circunscripciones, la formación confederal sumó 28 diputados, más otro escaño que arañó Compromís en Valencia. En total, representan dos tercios de todos los sillones que actualmente posee Unidas Podemos en el Congreso —42—.

¿Qué significa esto? Que la competencia por un electorado similar entre Iglesias y Errejón podría abocar a la desaparición efectiva de Unidas Podemos, en el caso de que Más País consiguiera todo el apoyo. El candidato de Más País explicó que se regían por un "criterio básico" que "no tiene que ver con cálculos de partido, sino con cálculos de país". "Allí donde sumemos al bloque progresista, estaremos presentes".

El resto de provincias, esta semana

Aún falta por desvelarse en qué otras provincias habrá papeleta de Más País el 10 de noviembre, pero ahí jugarán en solitario. El plazo: se conocerá a lo largo de esta semana, tras la decisión del Comité Electoral, comentan desde el partido de Errejón.

Las listas de Unidas Podemos, salvo cambio de última hora, se mantienen. En cambio, aún no hay confirmaciones sobre los fichajes de Errejón, si bien se barajan nombres como el de Carolina Bescansa, Eduardo Rubiño, Alberto Montero o Ana Terrón.

[ENCUESTA: ¿A quién preferiría como próximo presidente?]

La competencia entre ambos partidos es total: no sólo porque comparten electorado, sino porque sus similitudes, a falta de conocer el programa electoral de Más País, son múltiples. Ahora, durante la campaña, los dos dirigentes tratarán de marcar perfil propio.

Sin embargo, unos y otros ya se han abierto a pactar una vez los españoles hayan acudido a las urnas. “Estas elecciones no van de peleas entre partidos, sino de ver quién está dispuesto a aplicar la Constitución”, explicó el secretario general de Podemos durante su Consejo Ciudadano Estatal este fin de semana