Podemos intenta no volar todos los puentes con Pedro Sánchez pero carga contra Carmen Calvo. El partido de Pablo Iglesias ha decidido finalmente no pedir la comparecencia del presidente del Gobierno en funciones en el Congreso para que dé explicaciones sobre la gestión de la crisis del 'Open Arms'. Finalmente se decanta por pedir que sea Carmen Calvo la que dé la cara por este asunto. 

Noticias relacionadas

El voto de Unidas Podemos es clave en la Diputación Permanente donde se decidirá la petición de comparecencia de Sánchez que sí han pedido e PP y Ciudadanos. Sin embargo, la formación morada ha optado por no apoyar esta comparecencia, lo que deja en el aire la solicitud. La votación tendrá lugar la próxima semana.

La portavoz adjunta de Podemos, Ione Belarra, había hablado de pedir la comparecencia del presidente del Gobierno en un pleno extraordinario para rendir cuentas de la gestión de la crisis del Open Arms.

En declaraciones a Europa Press, Belarra señaló que Sánchez ha actuado "demasiado tarde" cuando se trataba de un asunto de rescate humanitario y decía que es importante que Pedro Sánchez acuda al Congreso y explique "por qué han gestionado así esta crisis".

"Eran personas que habían vivido una travesía durísima y estaban en condiciones indignas en la cubierta de un barco", indicó o, lo que a su juicio exigía haber actuado "con mayor celeridad".

Calvo, protagonista


Sin embargo, la dirección de Unidos Podemos ha decidido finalmente decantarse por pedir explicaciones a la vicepresidenta del Gobierno alegando que en estos últimos días Sánchez ha estado de vacaciones y que la responsabilidad de este asunto y las comparecencias públicas han recaído en Carmen Calvo.

Y en ese contexto, fuentes de la formación morada han añadido que su grupo no va a apoyar la comparecencia extraordinaria del presidente del Gobierno que han registrado el PP y Ciudadanos.

Si Unidas Podemos vota en contra, la propuesta de las formaciones de centro derecha será rechazada en la Diputación Permanente de la próxima semana, pero si opta por la abstención, la solicitud de explicaciones a a Sánchez aún tendría alguna posibilidad de prosperar y dependería de las formaciones nacionalistas e independentistas.

Los grupos parlamentarios de PP y Ciudadanos justificaron su petición de comparecencia por lo que llaman "bandazos" del Gobierno en torno a la crisis del barco de 'Open Arms'. 

La distancia entre PSOE y Podemos


La crisis del Open Arms ha evidenciado las diferencias entre PSOE y Unidas Podemos a la hora de tratar este tipo de episodios. Los de Iglesias han reclamado desde un principio que se auxiliara a las decenas de refugiados y migrantes que iban abordo del barco de la ONG.

Coincidiendo con la negativa del PSOE a la última oferta de Podemos para la investidura, el grupo confederal ha criticado también las declaraciones de la vicepresidenta Carmen calvo sobre la crisis del Open Arms y le exigieron que rectificara la amenaza de aplicar sanciones.