La nueva presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha ignorado en su discurso de toma de posesión a Ángel Garrido -su predecesor en el Ejecutivo- y ha asegurado que "por tercera vez consecutiva, una mujer estará al frente de la presidencia de la Comunidad de Madrid". De este modo, Ayuso ha hecho referencia implícita a Esperanza Aguirre y Cristina Cifuentes, pero ha obviado la etapa como presidente del que será consejero de Transportes en el nuevo Ejecutivo.

Es cierto que es la tercera presidenta electa consecutiva, ya que Garrido se hizo cargo del Ejecutivo madrileño entre 2018 y 2019 por la dimisión de Cristina Cifuentes. No obstante, ese matiz no fue introducido por Ayuso.

Tampoco ha mencionado a Pedro Rollán. En este caso resulta más comprensible, ya que solo ha sido presidente interino entre el 11 de abril y el 17 de agosto de 2019.

No se trata del primer ninguneo público de Ayuso hacia Garrido. En su primer acto como presidenta de la Comunidad de Madrid -la celebración del Día de la Paloma-, evitó por todos los medios hablar del expresidente regional con el PP y dejó una pregunta en el aire: ¿Es Garrido el mejor nombre para Transportes?