Isabel Díaz Ayuso no ha tardado ni 12 horas en estrenarse como presidenta electa de la Comunidad de Madrid. Ha acudido a un acto típicamente madrileño como es la celebración del Día de la Paloma. Y ahí ha desvelado que no piensa anunciar ninguno de los consejeros que formarán parte de su equipo "hasta la investidura".

Noticias relacionadas

Pero si algo ha brillado dentro de sus comentarios, ha sido el interno de evitar hablar sobre Ángel Garrido, expresidente regional con el PP y ahora miembro destacado de Ciudadanos en la autonomía. Tal y como adelantó EL ESPAÑOL, Garrido será uno de los seis consejeros con los que cuenten los naranjas en el gobierno coaligado de Madrid. Aunque Ayuso rechace confirmarlo.

"Ha pasado el tiempo de las caras y los nombres", ha asegurado. "Pienso en qué es mejor para los madrileños. ¿Es Ángel Garrido el mejor para la Consejería de Transportes? Para mí lo importante es trasladar y construir la Línea 3 de Metro".

Ayuso ha llegado flanqueada por el alcalde de Madrid, el también popular José Luis Martínez-Almeida, ha realizado una ofrenda floral y posteriormente ha participado en la celebración de la misa conmemorativa, oficiada por el Arzobispo de Madrid, Carlos Osoro.