Uno de los momentos más tensos que se han vivido durante la sesión de investidura de Isabel Díaz Ayuso como próxima presidenta de la Comunidad de Madrid han sido los ataques de la propia candidata del PP y de Rocío Monasterio a Podemos. "Se creen rebeldes", ha asegurado la candidata de Vox. "Llevan las camisetas de los sanguinarios Che y Fidel Castro, y hacen la revolución con su móvil de última generación".

Noticias relacionadas

Durante su intervención, Monasterio ha defendido que "hay que hacer una auditoría de las subvenciones" porque "acaban en esas organizaciones que dan carnés de demócratas a quienes osan cuestionar el credo de lo que ustedes quieren imponer". La presidenta de Vox en la Comunidad de Madrid ha señalado como ejemplo a Andalucía: "Tuvo que llegar Vox para limpiar la ciénaga".

Por su parte, Díaz Ayuso se ha defendido de las acusaciones de corrupción y ha acusado a Serra de que "lo único que lleva en su currículum es haber reventado cajeros".

Además, la candidata del PP le ha dicho a la de Podemos que "nacieron de la facultad, de no hacer nada durante todos esos años": "Vienen aquí a dar lecciones y en su vida han cotizado a la seguridad social hasta que han llegado a este parlamento". "De media, empiezan a hacerlo a los treinta años", ha sentenciado.

Ayuso también ha asegurado que en la formación de Serra "no han creado en su vida un puesto de trabajo". 

Además, la líder del PP ha defendido a Vox de los ataques de Podemos asegurando que "Abascal y su familia vienen [a Madrid] precisamente de haber sufrido el acoso totalitario del entorno de ETA, que, por cierto, también se lleva a su vez con Bildu y se entiende con ustedes en ayuntamientos y comunidades".